Se espera que este descubrimiento ayude a explicar cómo los animales sobrevivieron a una de las mayores extinciones masivas en la historia de la Tierra.
esqueletos hallados EEUU
© National Park Service
Esqueletos articulados y huellas de 180 millones de años.
Un equipo del Área Recreativa Nacional (NRA, por sus siglas en inglés) del Cañón Glen descubrió un lecho de fósiles corporales "extremadamente raros" de vertebrados del período Jurásico a orillas del lago Powell, comunicó recientemente el Servicio de Parques Nacionales de EE.UU.

En marzo pasado, los paleontólogos descubrieron numerosos fragmentos e impresiones de huesos de formas mamíferas tritilodontidas, los primeros parientes de mamíferos herbívoros del Jurásico Temprano (hace aproximadamente 180 millones de años).

Los investigdores "estuvieron en el lugar correcto en el momento correcto" antes de que el deshielo anual llenara el lago Powell — situado entre los estados de Arizona y Utah — y el sitio quedara sumergido, reza el comunicado.

El valor del descubrimiento

Los huesos y esqueletos hallados serán escaneados con tomografía computarizada de rayos X y estudiados, para luego pasar a formar parte de las colecciones del museo de la NRA del Cañón Glen. El estudio de estos fósiles ayudará a los científicos a conocer más sobre cómo los animales sobrevivieron a una de las mayores extinciones masivas en la historia de la Tierra al final del período Triásico y se diversificaron durante el Jurásico.
  • Las formaciones geológicas alrededor del lago Powell encierran un enorme acervo de fósiles inexplorados, incluidas las huellas de dinosaurios carnívoros depositadas por cuerpos acuosos y desiertos desde el Triásico Tardío hasta el Jurásico Temprano.