Imagen
© Desconocido
En Libia a los mercenarios los llaman "Rebeldes"
Un integrante de las fuerzas de seguridad murió el martes en enfrentamientos entre las tropas del ministerio del interior y decenas de ex rebeldes que atacaron la sede del gobierno libio, indicó el gobierno libio.

Horas antes, un funcionario del ministerio del Interior señaló que los combates habían dejado al menos dos muertos.

Decenas de ex rebeldes atacaron este martes la sede gubernamental, rodeando el inmueble y disparando contra él, para reclamar las primas distribuidas a los rebeldes que combatieron al antiguo régimen, indicó previamente un responsable del gobierno.

"Un gran número de hombres armados rodeó el edificio. Dispararon con armas, incluso con cañones antiaéreos", declaró a la AFP este funcionario, que pidió el anonimato, y que se encontraba en el lugar durante el asalto.

La misma fuente añadió que un grupo logró ingresar al edificio y hubo disparos en el interior, pero aseguró entonces que ignoraba si hubo víctimas.

Según testigos, automóviles armados rodearon la sede del gobierno y cerraron todas los accesos al edificio, provocando congestionamientos de tránsito.

El portavoz del gobierno, Nasser al Manaa, minimizó el episodio afirmando que ex rebeldes habían llegado a la sede del gobierno para protestar por "una cuestión de salarios".

"Ellos han mantenido una reunión con el ministro de la Defensa para encontrar una solución", dijo, sin añadir detalles.

El gobierno libio empezó hace algunos meses a entregar primas a los supuestos "rebeldes" que lucharon contra las fuerzas de Muamar Gadafi durante los ocho meses de conflicto libio, antes de suspender esas entregas algunas semanas después debido a "irregularidades".