Traducción al español por el equipo de Sott.net

quadro demoníaco1
© Remo Spoletini
El triunfo de la Orden Benedictina de Antonio Vassilacchi llamado Aliense.
La Basílica de San Pedro en Perugia es la segunda en número de obras de arte contenidas, en comparación a la Galería Nacional de Umbría, a pesar del desmantelamiento de muchas obras de arte hechas por los franceses.
quadro demoníaco3
© Emanuele Legumi
Basílica de San Pedro, Perugia.

Merece interés el ciclo de pinturas de Antonio Vassilacchi llamado "Aliense" en los episodios de la vida de Cristo con referencias al Antiguo Testamento. Estas diez obras, ubicadas cinco en cada lado de la nave, fue encargada por el abad Giacomo de San Felice de Salò. El Vassilacchi la realizó en Venecia, en donde vivió entre 1591 y 1611.
quadro demoníaco4
© Remo Spoletini

El pintor se había formado en la prestigiosa escuela de Paolo Veronese y Tintoretto, y la influencia de este último se ve con especial claridad en la pintura que representa el bautismo de Jesús.

Antonio Vassilacchi
© Wikipedia
Antonio Vassilacchi
Pero hay un cuadro en la obra de este pintor, que ha sido desconocido para muchos y desetimado por las guías turísticas. Representa el triunfo de la orden benedictina, y representa a los santos, papas, cardenales, obispos y abades fundadores de las órdenes que se referían a los Camaldolesi, Silvestrini, etc. que rodean a San Benito de Nursia. Tiene la distinción de ser el lienzo de mayor tamaño en el mundo, que ocupa toda la parte superior de la pared de la entrada en la iglesia.

El Siepi, en su "Descripción de Perugia" en la p. 576, dice: "... lleno de innumerables figuras más grandes que la vida ..." y, sin embargo "... diseñado del dottiss. Mon. Fiammingo d. Arnaldo Wion da Duoco.. Fue pintado en 1592 (para el cuidado y el compromiso de Giacomo de San Felice, en la República de Venecia, el abate S. Giorgio. De Venecia llegado aquí para quedarse) por Antonio Vassillacchi apodado el Aliense '... "
quadro demoníaco2
© italy360.it
Qué cosa merece ser citado de esta lienzo aquí? Incluso las incontables figuras más grandes del natural, nos hacen imaginar la grandeza de la pintura, pero lo qué hace pensar es el hecho de que el tema fue impuesto al pintor y el se tomó una venganza digna de un gran artista y pionero de las modernas técnicas digitales.

El mejor lugar para verlo es el altar, pero si usted no sabe lo que está oculto, sólo verá las numerosas figuras, de hecho, todo esto forma una imagen que más se destaca en las fotos, más pequeño y mejor se nota.
quadro demoníaco5
© Remo Spoletini
quadro demoníaco6
© Remo Spoletini
Si nos centramos en San Benedicto y los dos trozos de cielo en el que vemos el sol y la luna en su lugar aparece una figura inquietante, el demoníaco San Benedicto es la nariz, San Pedro y San Pablo a los lados son las orejas y los cuernos son los dos mechones centrales. Además de las figuras de los benedictinos vistas desde atrás, son formidables colmillos. Afortunadamente, no ha pintado la boca, si no habría sido aún más impresionante.
Los colores y las posiciones de los personajes resaltan aún más las líneas de carácter oculto.

Una vez que la atención se centró en este no se ve la imagen original, y también hay que considerar que la pintura no era para el consumo ni del sacerdote ni del pueblo, ambos estaban de espalda, la costumbre de recitar la misa mirando a los fieles es una costumbre reciente para el 1592.

La imagen es bastante explicativa, pero verlo de persona es aún más impresionante.

Aquí se pueden ver un video sobre el cuadro en idioma Italiano.