Imagen
© Desconocido
En Puela y Bilbao. Los habitantes de cinco comunidades afectadas recibieron alimento para sus animales.
En Chimborazo, los cantones más afectados por el incremento en la actividad del volcán Tungurahua son Guano y Penipe. Allí 1591 familias, propietarias de 4848 cabezas de ganado, recibieron racimos de plátano verde, melaza y balanceado para alimentar a los animales mientras dura la emergencia.

El entorno luce deprimente. Las montañas que rodean a la parroquia Puela, ubicada a 10 minutos de Penipe, cambiaron sus vívidos tonos verdes intensos por colores más grises. Los pastos y forrajes están cubiertos de ceniza blanca, los lugareños la llaman 'cemento volcánico', porque al caer y humedecerse se impregna sobre las plantas y se forma una costra similar al concreto.

Si bien no se sabe en qué momento el volcán podría hacer erupción, los habitantes de las zonas aledañas se aferran a sus animales, terrenos y viviendas.

La mayoría vive de la agricultura. En el sector siembran maíz, papas, tomate riñón y árboles frutales. Otros se dedican a la venta de animales para cárnicos y a la producción de lácteos.

Ellos son los más afectados. "Cuando empieza a caer ceniza el ganado se flaquea inmediatamente. La dentadura se les desgasta, no toman agua y se reduce la leche", contó conmovida María Margarita Massón, de 58 años.

Ella subsiste gracias a un pequeño negocio casero: hace quesos y luego los vende en los mercados de Riobamba. Tiene 12 vacas y tres toretes. La producción normal varía entre tres y cuatro quesos diarios, pero desde la semana pasada solamente puede hacer dos.

"La prioridad es el sector pecuario", afirmó Víctor Anguieta, director del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) de Chimborazo. Varios técnicos se movilizaron hacia las zonas afectadas para poder brindar asesoría a los propietarios de los bovinos y ayudarles a rescatar a los animales.



Una de las soluciones propuestas por el Ministerio es el patrullaje de dos ambulancias veterinarias en Guano y Penipe. Los equipos disponen de kits veterinarios en los que se incluyen antidiarreicos y vitaminas que se administrarán en caso de que los animales ingieran ceniza y se enfermen.

Además, las familias afectadas, que en Chimborazo suman 1591, recibieron raciones de alimentos para que los bovinos no se mueran de hambre mientras dure la emergencia.

En el estrecho centro comunal de Puela se congregaron los habitantes de Manzano, Chonglontus, Chontilla, Yuibug y Chontapamba para recibir las donaciones. En sus rostros son totalmente visibles la tristeza y la preocupación.

Las entregas empezaron a realizarse desde el jueves pasado. Hermuy Calle, gobernador de Chimborazo, y Delfín Tenesaca, jefe político de Riobamba, se movilizaron hasta el sector para atestiguar el hecho. La autoridad provincial informó, además, que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) estará en sesión permanente mientras esté activada la alerta naranja.

Nueva explosión, ayer

Los técnicos del Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT) están pendientes del coloso para las próximas horas, tras la explosión de ayer, cerca de las 11:30.

El hongo alcanzó una altura de casi 4 kilómetros y tuvo una carga moderada de ceniza que fue arrastrada al noroccidente, dijo la científica Patricia Mothes.