Imagen
© Desconocido
Nieve en Roma
Los copos de nieve que cayeron en el centro histórico de Roma, donde las temperaturas bajaron por debajo de cero grado causando el congelamiento del agua de las cientos de fuentes que decoran la ciudad, fueron diluidos rápidamente por la lluvia.

La nieve cubrió este viernes a Florencia y Pisa, en Toscana (centro) y cayó también en Roma, Nápoles y la isla de Capri, un fenómeno que se registra raramente en estas zonas del sur de Italia. La nieve ocasionó graves problemas de circulación en varias regiones italianas y paralizó autopistas y vías de los ferrocarriles en las norteñas Milán, Como, Leco y Pavía, indicó AFP.

Las nevadas que afectaron numerosas localidades del norte al inicio de la semana llegaron también al sur de la península, en particular en Pullas y Calabria.

Más nevadas fueron anunciadas por las previsiones meteorológicas en las regiones del centro-norte y en el sur, donde cubrieron Nápoles, el volcán Vesubio y la isla de Capri, algo bastante inusual.

Debido a la nieve, los aeropuertos de Pisa y Florencia permanecieron cerrados casi todo el día, mientras numerosos vuelos fueron cancelados.

En Lombardía, unos treinta trenes regionales que unen Milán, Como, Lecco y Pavía sufrieron atrasos. En Toscana numerosos trenes fueron cancelados.

El aeropuerto internacional de Roma-Fiumicino estuvo cerrado tres cuartos de hora por la nieve y las autoridades decidieron un plan contra el mal tiempo.

Los copos de nieve que cayeron en el centro histórico de Roma, donde las temperaturas bajaron por debajo de cero grado causando el congelamiento del agua de las cientos de fuentes que decoran la ciudad, fueron diluidos rápidamente por la lluvia.