Imagen
© CHARLES LOMODONG/AFP/Getty Images
Integrantes del ejército de liberación popular (SPLA) patrullan las calles de Malakal, 21 de enero de 2013.
Una versión indica que los Interesados por controlar el petróleo estarían propiciando y justificando sus acciones bélicas en un conflicto étnico de campesinos, otros sólo destacan el problema étnico.

La Organización Rights Reporter criticó recientemente la poca veracidad de los informes que se están publicando sobre Sudán del Sur. Antiguos conflictos étnicos estarían siendo aprovechados en los intereses económicos de controlar el petróleo en Bor, indica una versión de los hechos.

El 19 de diciembre de 2013, el Presidente de Sudán del Sur Salva Kiir en un comunicado oficial responsabilizó al ex vicepresidente Reik Machar de un intento de Golpe de Estado. Miles de personas perecieron durante el fuego cruzado, y unas 100 mil escaparon de sus hogares temiendo por su vida.

De acuerdo al reporte de Amnistía Internacional el 18 de diciembre señaló que los desertores del ejército de Sudán del Sur, pertenecientes a la etnia Nuer, estaban siendo liderados por el general Peter Gatget Yak, y agregó: "Gatget Yak dijo que había huido del ejército debido a los ataques de los soldados Dinka contra civiles Nuer en Juba".

"También ha habido informes de ataques por parte de soldados Nuer contra civiles Dinka en Bor, desde donde miles de civiles han huido", agregó Amnesty.

Rights Reporter respondió 20 de diciembre que "es una mentira clamorosa que arriesga de tirar más bencina al fuego".

En relación a las muertes citadas por Amnistía -más de 500 en una jornada según informes de hospitales- "ninguno puede decir cuántos son de la etnia Dinka y cuantos son de la etnia Nuer. Los golpistas de Riek Machar dispararon con armas pesadas contra cualquier cosa que se moviese y la mayoría de las víctimas se encontraban en medio del fuego cruzado de dos enfrentamientos. No se hizo una selección".

Right Reporter acusó a Amnesty "propiciar una guerra étnica con noticias falsas y basadas sobre nada".

"Repito, no existen reportes de ataques deliberados contra la población de la etnia Nuer, ni de parte del ejército, ni de parte de cualquier aislado pastor. Dinka, que aparte hace años combaten contra los agricultores Nuer por el control de los pastizales", sostuvo Clauda Colombo de Right Reporter.

A su vez agregó que el rebelde Riek Machar recogió "delincuentes escapados del ejército, exactamente como lo había hecho algunos años atrás cuando intentó eliminar a John Garang", representante de la etnia Dinka.

Garant (1983-2005) fue el líder de las fuerza de liberación de Sudán del Sur y primer Vicepresidente del país desde 9 de julio de 2005 hasta su muerte cuando cayó el helicóptero en que viajaba el 30 de julio de 2005.

"Riek Machar, ha intentado simplemente aprovechar esta disputa secular a su favor y las falsas noticias distribuidas por Amnisty y HRW no hacen otra cosa que empeorar la situación".

Concluye a su vez que "muchos militares del ejército regular de Sudán del Sur y de etnia Nuer están combatiendo junto a los colegas Dink contra los rebeldes de Riek Machar.

Amnesty a su vez destaca que el actual Presidente Kiir proviene de la comunidad Dinka, dominante de Sudán del Sur, mientras que el ex vicepresidente Machar es parte de la comunidad Nuer.

Refuerzos de Uganda

Las fuerzas del ejército de Uganda UPDF (Uganda People's Defence Force) están ayudando masivamente a las tropas del Presidente de Sudán del Sur en un intento de eliminar los focos rebeldes y según Rights Reporter del 18 de enero 2014, se dio en estos días una gran batalla a 90 kilómetros de la capital Juba.

Uganda también habría colaborado en la guerra entre Sudan y Sudan del Sur. La mutua colaboración entre ambos países combatió en el pasado contra rebeldes ugandeses guiados por Joseph Kony, perseguido por el Tribunal Penal Internacional por crímenes de guerra.

"No hay solo una razón étnica detrás de la guerra civil en el Sur de Sudán del Sur, sino sobre todo importantes razones económicas y geopolíticas", destaca Claudia Colombo.

Los rebeldes de Sudán inicialmente ocuparon la zona de Bor, rica en petróleo, posiblemente para controlar el flujo del petróleo extraído de Sudán de Sur, hacia el Mar Rojo. El ejército de Uganda también habría ayudado recientemente al Presidente de Sudán del Sur a liberar Bor.