Imagen
© Science
Portada de la revista 'Science' destacando un reportaje sobre la mortalidad de estrellas de mar.
Un reportaje y la portada de la revista 'Science' destacan la gravedad y rapidez con que se está extendiendo un síndrome de origen desconocido. Los investigadores consideran que es el episodio de mortalidad más grave desde que se estudian este tipo de equinodermos.

Científicos de diversas universidades y centros de investigación de Estados Unidos y Canadá han puesto en marcha una amplia campaña de investigación para descubrir las causas y el alcance de la elevada mortalidad de estrellas de mar detectada durante los últimos meses en la costa este y, sobretodo, en la costa oeste de Norteamérica, desde Alaska y el norte de Canadá hasta el sur de California.

Los datos registrados desde el pasado verano indican que se trata del mayor episodio de mortalidad masiva de estrellas de mar conocido desde que se estudian de forma sistemática este amplio grupo de equinodermos, según el reportaje publicado en el último número de la prestigiosa revista Science (que dedica la portada a este tema).

Los expertos recuerdan que durante las últimas décadas se han registrado episodios de mortalidad de estrellas de mar en Norteamérica los años 1972, 1978 y 1990, pero en todos los casos se trató de incidentes localizados geográficamente y con muy pocas especies afectadas. Los datos acumulados durante los últimos meses, en cambio, indican que la mortalidad de estrellas se está produciendo a lo largo de miles de kilómetros y, como mínimo, en 10 especies de estrellas diferentes.

Imagen
© Erik Stokstad / Science
Estrellas de la especie estrella de mar ocre (Pisaster ochraceus) con manchas blancas, primeros indicios de la enfermedad que está provocando la muerte de estos equinodermos.
Una enfermedad que corta las extremidades

Los investigadores desconocen de momento las causas de este importante episodio de mortalidad, denominado provisionalmente Wasting Syndrome (síndrome de desgaste), debido a que las estrellas de mar afectadas parecen sufrir un rápido proceso de enfermedad y envejecimiento que provoca la pérdida de las extremidades y daños graves en los órganos vitales.

El episodio fue detectado por primera vez en Vancouver (Canadá) el pasado mes de julio y tiene desconcertado a los investigadores. "La mortalidad es muy elevada y se ha extendido muy lejos en muy poco tiempo", ha explicado de forma resumida Carolyn Friedman, investigadora de la Universidad de Washington, en Seattle (EEUU).

Las primeras investigaciones han permitido descartar la infección por hongos, protozoos, algunos tipos de bacterias y grandes parásitos. La posibilidad de una epidemia por algún virus letal para este grupo de animales marinos, "sigue siendo una cuestión abierta", según los datos recogidos por Erik Stokstad, autor del reportaje de Science.

De forma paralela, los científicos estudian el impacto ecológico que podría tener la desaparición masiva de buena parte de las especies de estrellas en las costas americanas (y en otras partes del mundo), recordando que estos animales ocupan un lugar destacado en la cadena alimentaria y los ecosistemas marinos.
"Estos animales son muy importantes ecológicamente. Si desaparecen total o temporalmente de una zona marina, sin duda se producirán repercusiones muy grandes en los ecosistemas que habitan", ha explicado Bruce Menge, ecólogo marino de la Universidad Estatal de Oregón