(España) - Las previsiones no se han equivocado y el temporal sigue arreciando en Asturias. La nieve ha llegado a cotas muy bajas, incluso al nivel del mar, y en localidades como Gijón o Llanes, además de intensas granizadas, ha nevado.
Imagen
© Kike González
Sotres, bajo la nieve
La combinación de ambos fenómenos meteorológicos ha dejado estampas poco habituales como la de las playas cubiertas por un manto blanco. En los alrededores, el paisaje también se ha transformado en una estampa casi navideña.


Sin embargo, lejos de su bucólico aspecto, el temporal está provocando problemas de comunicación graves en la comunidad.

Hasta 77 localidades asturianas han quedado aisladas por culpa de las nevadas y 80 puntos de la región han registrado incidencias, según datos facilitados por el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, tras mantener una reunión en La Morgal con personal del Servicio de Emergencias del Principado y de la consejería de Fomento.
"Todos nuestos esfuerzos se centran ahora en dar acceso a los núcleos aislados para atender luego las incidencias", señaló.
El consejero señaló además que la previsión pasa por que el temporal vaya amainando y que el domingo ya se retiren las alertas por nieve.
Imagen
© Juan Carlos Martinez
En Pajares, la Guardia Civil pide extremar las precauciones y recomienda el uso de cadenas, ya que sigue nevando y en los laterales se acumulan hasta 4 metros. Además, está interrumpido el tráfico para camiones, que se ven obligados a detenerse en Campomanes. Desde Villallana a Ujo hay un carril reservado por si estos tienen que parar, aunque durante la mañana no ha habido problemas. Sí se produjo un incidente grave anoche, cuando un alud cayó sobre una máquina quitanieves en el kilómetro 86 en sentido descendente, por suerte, el operario no sufrió ningún daño. En la 'Y', carretera A-66, que conecta Gijón con Oviedo las condiciones de circulación son difíciles a causa de la nieve desde el kilómetro 11 en La Vega hasta el kilómetro 40 en Olloniego, en ambos sentidos de la circulación.

La nieve ha obligado además a cerrar 19 puertos de montaña, mientras que es obligatorio el uso de cadenas en otros 15, según información del 112 Asturias. Por otra parte, la autopista del Huerna se encuentra abierta al tráfico pese a la nieve, y el puerto de Pajares permanece cerrado para vehículos pesados y con obligatoriedad de cadenas para ligeros.

De este modo, los puertos que se han visto más afectados por el temporal son el Puerto del Palo, el Pozo de las Mujeres Muertas, el Alto de Bustantigo y el Alto de la Marta, todos ellos en Allande, y que permanecen cerrados. Igualmente el puerto de San Isidro en Aller, el de Leitariegos y Connio en Cangas del Narcea, el puerto de Tarna y la Collada de Arnicio en Caso, el puerto de Cerredo y el alto del Campillo en Degaña, permanecen cerrados.
Imagen
© Paloma Ucha
La nieve cubre de blanco Gijón.
En la misma situación se encuentran el Alto del Acebo en Grandas de Salime y el Alto de Tormaleo en Ibias. En Quirós, el Alto de la Cobertoria está igualmente cerrado, junto al Alto de la Colladiella en SMRA, el puerto de Somiedo, el de San Lorenzo y el puerto de Ventana en Teverga. Finalmente, el alto de Bustellán, en Tineo, también permanece cerrado al tráfico a causa de la nieve.

Las carreteras que también se han visto afectadas por el temporal y se han tenido que cerrar se encuentran en los concejos de Allande (AS-34), Cabrales (AS-264), Cangas de Onís (carretera a los Lagos), Cangas del Narcea (CN-8, CN-9 Y CN-4), en Lena (LN-12), en Quirós (QU-5) y, por último, en la Nacional 630 Gijón-Sevilla a su paso por Lena la alerta por temporal está en el nivel rojo, siendo obligatorio el uso de cadenas para vehículos ligeros, además de estar cerrada para pesados.

Por otro lado, Renfe mantiene cerrada la conexión ferroviaria entre Asturias y la meseta a causa del temporal hasta que éste no cese. Para los viajeros que hayan adquirido sus billetes de tren con anterioridad, la operadora continúa ofreciendo el servicio alternativo por carretera. Asimismo, la compañía ferroviaria ha decidido bloquear la venta de billetes para los trayectos Asturias -León y Asturias -Madrid. Hasta que no remita el temporal y Adif no limpie las vías, el tráfico ferroviario deberá seguir paralizado.
Imagen
© Paloma Ucha
Con toda Asturias presa del mal tiempo, el 112 recibió 7.688 llamadas relacionadas con emergencias de todo tipo y el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) contabilizó desde el martes de 280 incidencias relacionadas con el temporal de nieve, la mayoría referidas a la red viaria, ya que se han registrado 89 cortes de carreteras, 137 emergencias relacionadas con nieve o hielo en la carretera, 33 limpiezas y 7 inundaciones, además de otras 14 en pisos, bajos o garajes. Por otro lado, el Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA tuvo que evacuar en helicóptero a un hombre que se sintió indispuesto en el puerto de Vierru, en Arenas de Cabrales.

Cortes de luz y aulas cerradas

Las inclemencias meteorológicas también han provocado el corte del suministro eléctrico en Pola de Lena, parte de Aller y Mieres. En total ha habido unos 40.000 afectados. El problema tuvo lugar a las 11 horas, según E. On, y a las 11.30 horas ya se había restaurado el suministro a la mitad de los abonados, entre 19.000 y 20.000. El resto ha ido recuperando poco a poco el servicio. Hasta entonces ha habido cierto caos, como ejemplo, en Aller todo se encontraba parado, no funcionaban ni los semáforos y era imposible hasta tomar un café. En las oficinas, tampoco se podía trabajar a falta de red. Se cree que la avería pudo tener su origen en la estación eléctrica de Santa Cruz, en Mieres, pero no se sabe a ciencia cierta las causas.

La Universidad de Oviedo ha anunciado la suspensión de las clases en todas las facultades del campus de El Cristo, en Oviedo, y en la Escuela Politécnica de Mieres.
Imagen
© Kike González
Sotres, bajo la nieve - La localidad situada a 1.050 metros, es una de las más altas de Asturias, y tiene más de metro y medio de nieve.
El frío y la nieve no dan tregua en Asturias

Ayer parecía que el cielo le daba una tregua a Asturias durante unas horas. Pero no fue más que un espejismo y, a medida que avanzaba la tarde, la situación se complicó de nuevo. Las previsiones para hoy son malas. Muy malas, de hecho. La cota de nieve, que en principio se había situado en 100 metros, está prevista ya a nivel del mar, especialmente entre las 6 de la mañana y el mediodía. «No se descarta que pueda nevar en cualquier zona de la comunidad», advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Y los puntos que se libren de la nieve no lo harán de la lluvia, las tormentas, el granizo y las heladas. Las temperaturas vuelven a bajar y las mínimas apenas subirán de los 0 grados. Los asturianos pasarán mucho frío, porque la sensación térmica será aún peor, alcanzando mínimas de -6 grados en Cangas del Narcea, -5 en Llanes, -4 en Gijón y Avilés y -3 en Oviedo. Los termómetros podrán alcanzar los diez grados bajo cero en la cordillera y Picos de Europa.

Los problemas se suceden en toda la comunidad. En Somiedo hay pueblos con más de dos metros de nieve acumulados, lo que está dificultando muchísimo la vida diaria. En zonas de Cerredo, Cabrales y Ponga sufren cortes en los suministros de luz, teléfono y televisión, algún centro de salud ha tenido que permanecer cerrado y los comercios empiezan a notar la falta de algunos productos. En Poncebos se registró un importante argayo. Incluso en Oviedo hubo que repartir sal por las calles del centro. Y es que la nieve llegó hasta el concejo de Cudillero. Ante esta situación, el Servicio de Emergencias del Principado recuerda que no es conveniente que las personas de avanzada edad y los niños salgan a la calle.
Imagen
© Mario Rojas
El color blanco tiñe Asturias
Sin recurrir al Ejército

El propio delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, admitió que las previsiones son «malas», aunque descarta la necesidad de recurrir a la Unidad Militar de Emergencias, la UME, para actuar contra el temporal. «Hay maquinaria y personas preparadas», aseguró, y destacó el esfuerzo que se está llevando a cabo para mantener abiertas las comunicaciones. Pero lo cierto es que no se está consiguiendo del todo. La conexión ferroviaria con la meseta sigue cerrada debido a la acumulación de nieve en el tramo León-Puente de los Fierros (la situación se mantiene así desde las 6.15 de la mañana del miércoles), sin ninguna previsión de apertura, y la circulación por la autopista del Huerna no estuvo ayer exenta de dificultades. De hecho, quedó cortada de forma intermitente al tráfico de vehículos articulados. Tras muchas horas de restricciones, los camiones llegaron a ocupar hasta cuatro kilómetros de arcén, entre Ujo y Villallana, a la espera de poder continuar camino hacia León. A las 9 de la mañana se organizó el primer convoy y, tras comprobar que se circulaba sin problemas, se dio permiso al resto.

Eso permitió que Renfe restableciera, poco antes de las dos de la tarde, el Plan Alternativo de Transporte entre Asturias y León. Porque durante algunas horas ni siquiera se facilitó a los viajeros el transporte hasta el Principado en autobús, ya que Renfe consideraba que no podía asegurar la circulación. Adif informó de que sigue activo su Plan Director de Medidas Invernales, en el que trabajan cuatro locomotoras quitanieves con cuñas, además de personal para la exploración de la vía y las labores de limpieza, para «restablecer la circulación ferroviaria lo antes posible». Pero, como queda dicho, no hay ninguna previsión de cuándo podría suceder eso. La situación está afectando a un millar de viajeros al día (los que tuvieran ya comprados los billetes, ya que la venta de nuevos está bloqueada hasta que remita el temporal).

La urgencia de la variante

Tras dos días, el tema pasó a ser una cuestión política. El consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo asturiano, Guillermo Martínez, instó al Ministerio de Fomento a «acelerar» las obras y la puesta en marcha de la variante de Pajares para evitar «muchos problemas» y, en concreto, cortes del tráfico ferroviario como el que sufre Asturias desde el miércoles. Martínez aseguró desconocer los motivos que han llevado a Adif a tomar esta decisión y aseguró que es ese organismo el que debe dar las explicaciones. No obstante, el portavoz recordó que la seguridad debe estar por encima de cualquier otra decisión y que hay un dispositivo de 200 personas en la comunidad trabajando para minimizar los efectos del temporal. También el senador de IU por Asturias, Jesús Iglesias, se refirió a esta cuestión y lamentó la «escasa sensibilidad» de los diferentes gobiernos para mejorar las comunicaciones ferroviarias. «Que a día de hoy no haya concluido la variante es lo que motiva que Asturias esté incomunicada».