Imagen
Vista como una ciencia de la herencia, la eugenesia no fue nada nuevo. Los seres humanos habían estado practicando métodos de reproducción por milenios, con el interés de sacar el mejor partido de sus cultivos y ganado. Pero, cuando se aplicó a los seres humanos como la solución definitiva para los problemas sociales, la eugenesia se convirtió en el medio por el cual un nuevo, psicópatico, y tecnocrático régimen se materializaría.

Aunque sea repugnante para muchos hoy en día, la eugenesia no existía en un contexto vacío. Los problemas sociales causados ​​por las guerras civiles y mundiales, la industrialización masiva, la pérdida de la forma de vida agraria, la proliferación de la enfermedad y la adicción a las drogas en las zonas urbanas pedían soluciones.

Pero, como un virus informático, había una idea más insidiosa en la eugenesia que ascendió para equiparar a la mayor parte de la sociedad con el ganado - unidades reemplazables y comedores inútiles. En lugar de conducir a la salvación, la eugenesia acabaría llevando los campos de concentración desde las colonias de vuelta a casa, a los barrios locales, para hacer frente a esta basura humana.

Hoy no tenemos la eugenesia. Tenemos la Guerra contra el Terror. Ambas han institucionalizado el terror y las Grandes Mentiras, y han servido como portadoras del virus insidioso de la higiene racial, bien disimulada por supuesto.

Eugenesia

En septiembre de 1859 el sol parecía haber tocado la tierra, con enormes ráfagas electromagnéticas interrumpiendo el sistema telefónico recién nacido. Un autor dijo: "Lo que se destaca en estos informes es el asombro, el temor, e incluso el placer que el mundo experimentó durante una semana, seguido de una realización sobria de lo cerca que nuestro planeta está de su indispensable estrella." Otro individuo observo, "Inmediatamente, recibi una descarga eléctrica muy severa, lo que me sorprendió por un instante", escribía Royce para el The New York Times. "Un anciano que estaba sentado frente a mí, y a sólo unos pocos metros de distancia, dijo que vio una chispa de fuego saltando de mi frente."

Unos meses más tarde, el 24 de noviembre de 1859, Charles Darwin publicó el 'Origen de las especies' y cambió la cara de la biología. 10 años más tarde Sir Francis Galton, un hombre muy popular y bien acomodado, acuñó el término 'eugenesia'. También esbozó los objetivos de su nuevo movimiento eugenésico, el quinto ser:
La persistencia en el planteamiento de la importancia nacional de la eugenesia. Hay tres etapas que se deben atravesar: (I) Debe quedar familiar, como una cuestión académica, hasta que su importancia exacta se haya entendido y aceptada como un hecho. (2) Se debe reconocer como un tema cuyo desarrollo práctico merece seria consideración. (3) Debe introducirse en la conciencia nacional, como una nueva religión. Tiene, en efecto, las fuertes demandas como para convertirse en una cuestión religiosa ortodoxa, principio del futuro, ya que la eugenesia coopera con las obras de la naturaleza, asegurando que la humanidad estará representada por las razas más aptas.
Como 'religión', la eugenesia podría haber sido nueva, pero como modo de pensar, sin duda, no lo era. La selección natural crea un dios terriblemente psicópata, un dios que mejor se podría resumir a la vez como un asesino despiadado y como un amante de los privilegiados. Este era el dios del colonialismo y el caos, y luego de la Guerra Civil, Estados Unidos estaba de todo corazón a bordo del tren de la eugenesia. Después de la Primera Guerra Mundial, Alemania saltó al mismo con ambos pies también.

Bildungsbürgertum fue el nombre dado retroactivamente a la clase media alemana a mediados del siglo 19. Dedicada a la educación y la ciencia, Alemania se convirtió en líder de la investigación biológica. El científico alemán era diferente de sus homólogos británicos en su dedicación al 'supra-organismo' alemán. Esta dedicación al Estado, la economía y a la vida privada llevaron a esta clase altamente educada a infundir la investigación biológica con términos nacionalistas. Alemania fue vista como un todo, un organismo [1]:
Los biólogos alemanes se basaron en conceptos distintivos organicistas filosóficos e históricos en el análisis de los procesos de desarrollo. Estas ideas biológicas eran distintas de otras tradiciones de pensamiento racial, entre ellas la de la pureza racial aria [...] El darwinismo social dio legitimidad a una variedad de intereses en una sociedad industrial en expansión, y no puede ser identificada como una ideología exclusiva de la derecha racista. Permitió la formulación de conceptos de una sociedad unificada y en desarrollo que eran parte de la transformación del pensamiento liberal y de izquierdas.
Las crisis de una Alemania en rápida industrialización, con un aumento masivo de las poblaciones urbanas, acompañados con aumentos en la adicción y la enfermedad, llevaron a algunos miembros de la clase media a pensar fuertemente sobre las prácticas eugenésicas. La eugenesia positiva significaría la educación de la sociedad y la de la reproducción selectiva en busca de los rasgos más positivos. La eugenesia negativa significaría la eliminación de aquellos que fuesen considerados como no aptos para vivir. Así, la práctica real de la eugenesia negativa llevaría a un asesinato, o a una intrusión autoritaria en la vida privada. La idea fue completada con el potencial de ser utilizada con fines psicopáticos. Pero la intención no era, por supuesto, para nada nueva.

En 1883, la África Sudoccidental había caído bajo el control de Alemania. Heinrich Göring, padre del psicópata Herman Goering, fue el encargado de poner la pureza racial a prueba. El primer campo de concentración fue construido en la colonia alemana de Namibia en la África Sudoccidental, donde los antropólogos testificaron que los campos de concentración serían adecuados para forzar a que las razas inferiores vayan a la tumba, a donde pertenecían:
Shark Island, con su pintoresco entorno, era el sitio del primer campo de exterminio del mundo - la invención alemana que culminó en el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial, el mayor crimen de masas del siglo 20.

Tres mil quinientos inocentes africanos fueron liquidados aquí a manos de los alemanes, décadas antes de la subida de Adolf Hitler y el partido nazi, con la sanción tácita del emperador alemán, Guillermo II, y sus ministros.
No había nada nuevo con que colonialistas psicópatas cometieran asesinatos en masa. La higiene racial, por otra parte, tuvo que ser llevada a cabo en la vecindad local.

En 1905, Alfred Ploetz formó la primera sociedad eugenésica en Alemania. Un científico que había sondeado los dilemas morales inherentes en dicha 'ciencia', Ploetz, quería poner la "higiene racial" (el término que fue una de sus contribuciones en el campo) sobre una base científica tan firmemente como fuera posible. Para 1911 la higiene racial estaba haciendo grandes progresos, con muchas personas convencidas de que la degeneración de la sociedad requería la eliminación de los individuos más enfermos. El bienestar como institución era considerado como arcaico [2]. Sin embargo, las propuestas de investigación abiertamente racistas, incluso las aceptadas por el Kaiser, fueron rechazadas por los institutos de investigación, debido a su compromiso con la integridad científica [3].

Sin embargo, con la destrucción causada por la Primera Guerra Mundial, las cosas cambiaron rápidamente. Como el padre de Dietrich Bonhoeffer, Karl Bonhoeffer, señaló, la guerra cambió completamente los valores alemanes [4]:
[B]ajo las experiencias difíciles de la guerra, nos vimos obligados a valorar la vida humana individual de manera diferente al pasado, y que en los años de hambre durante la guerra tuvimos que llegar a un acuerdo al observar que nuestros enfermos institucionalizados morían en masa por desnutrición, y casi tuvimos que sancionar esto en la idea de que este sacrificio podía haber salvado la vida de las personas sanas. Este énfasis del derecho a la salud por la propia conservación, como se supuso en un momento de necesidad, esconde un riesgo de exageración ...
Esta destrucción de los valores tradicionales alemanes colorearon cada área de la vida alemana. Tras el final de la traumática Primera Guerra Mundial, con la hiperinflación y la revolución que la acompañaba, la nueva República de Weimar encontró que cerca de un cuarto, si no más, de la población, era elegible para el bienestar social, y otros 2,4 millones que habían caído por completo a través de la red de bienestar [5 ]. El dinero no valía nada y la gente montó en las alas de un viento desquiciado. El Estado no tenia los recursos para satisfacer la enorme demanda. Los años intermedios fueron un caos.

Nazi
© Archiv zur Geschichte der Max-Planck-Gesellschaft
Banderas nazis flameando en el Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia, 1930.
En 1927, la Fundación Rockefeller proporcionó la financiación adicional necesaria para desarrollar el Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia. El Instituto comenzaría inmediatamente la planificación de la investigación, pero nominalmente para fines puramente teóricos. Como el Dr. Fischer señaló [6]:
"Hoy ya no es posible para el científico evitar por completo las preguntas tan notorias en la política, del sentido de la carrera por la nación y la humanidad. Pero él debe estudiar las mismas de forma objetiva, no atacarlas de manera agitada. En realidad, estamos todavía infinitamente lejos de hallar conclusiones valederas sobre estos temas. Sin embargo, es ciertamente justificado preguntar qué significa o no significa para las naciones y los grupos de culturas la raza y la pertenencia a una raza. Es imprescindible que estas preguntas puedan ser iluminadas científicamente por los antropólogos . El punto es no crear prejuicios raciales, sino el conocimiento racial".
El problema no era el estudio de la raza. El problema era la falta de conciencia sobre la psicopatía. Con los nazis en ascenso, y Adolf Hitler siguiendo de cerca el progreso de la eugenesia estadounidense y con la adopción de la idea del superhombre ario, la ideología fue robada, las políticas que habían sido elaboradas fueron saboteadas, y la eugenesia fue colocada en un camino dirigido hacia la completa dominación de las personas vulnerables por parte de los 'privilegiados' [7]:
"El profesor Fischer había gritado a un joven nacional socialista, el Dr. Conmti, durante una reunión del comité:
"¡Su partido no ha estado en existencia por tanto tiempo como nuestro movimiento eugenésico!" El Profesor Goldschmidt, uno de los que compiló el proyecto del estatuto, se pronunciaría más tarde: "Los nazis se apoderaron de todo el proyecto y luego utilizaron los métodos más inhumanos y execrables para poner las medidas humanas, que habíamos elaborado con conciencia y responsabilidad, en la práctica diaria."
El 14 de julio de 1933, la Ley para la Prevención de enfermedades genéticas en la descendencia se pasó en el Reichstag. Conocida como la "Ley de Esterilización", se basa en un modelo de la legislación estadounidense creado por Harry H. Laughlin, superintendente de la ORE, un partidario de la empresa eugenésica que, junto con muchos otros partidarios estadounidenses, envidiaba el tratamiento nazi de los problemas sociales:
"A pesar de que los nacionalsocialistas consideraban a los judíos como el enemigo racial más peligroso del pueblo alemán, sus políticas raciales también se extendían a otros grupos biológicamente definidos, cuyos miembros compartían características étnicas, sociales o médicas en particular; los mismos, también, debían ser combatidos a través de la eugenesia o la higiene racial ".
Pero el fin último de la eugenesia en la Alemania nazi no era la esterilización. Los eugenistas tenían muchas opciones a considerar además de ello, incluida la segregación y el asesinato. La ideología era, más que nada, una máscara adecuada para la psicopatía y sociopatía que venía gestándose en los largos y tortuosos años entre la Primera Guerra Mundial y la Segunda. La higiene racial terminó seleccionando para la psicopatía cuando el SA y luego la SS formaron la fuerza impulsora detrás de la institucionalización del terror [8]:
Como una cuestión de urgencia, Heydrich creó el Einsatzgruppen dentro de las SS para disparar a la población civil judía detrás de las líneas del frente. Sin embargo, no fue posible matar a once millones de judíos europeos de esta forma. Sería necesaria la tecnología moderna en forma de gas. Heydrich podría recurrir a la experiencia de los que habían sido entrenados para matar a los enfermos mentales con monóxido de carbono, ya que, en esta época, el programa de eutanasia fue detenido.

Guerra contra el terrorismo


A pesar de las lecciones del Holocausto, la eugenesia continuó siendo popular hasta bien entrada la década de 1970, y está viva y fuerte en la América de hoy, en la cual, entre 2006 y 2010, al menos 148 mujeres fueron esterilizadas ilegalmente en una prisión de California.

Pero la eugenesia y la "higiene racial" fueron uno de los muchos caminos para forjar la infraestructura necesaria para la 'Solución Final'. Hoy en día es muy diferente, pero el objetivo es el mismo: lo testimonia la Guerra contra el Terror. ¿Quién hubiera imaginado que una película como El francotirador, con el asesinato a sangre fría de personas inocentes, sería tan popular? Personas "normales" salen del teatro, deprimidas por el final tan triste para un asesino de mujeres tan valiente, y orgullosas del papel de su país en la masacre de "musulmanes". Las numerosas banderas falsas de la Guerra contra el Terror y la demonización de todo lo relacionado con los musulmanes han creado la institucionalización del terror en América, y en gran parte de Europa.

Pero hay que mirar dónde la guerra contra el terrorismo se originó para obtener una imagen precisa. El principal sospechoso es, como una persona informada ya sospecha, el Estado de Israel.

La idea de los gobiernos israelíes del "Destino Manifiesto" ha llevado a la creación de asentamientos ilegales, al lento genocidio de los pueblos indígenas en la mayor prisión al aire libre en el mundo, y a un acuerdo de que Israel es un Estado sólo para los judíos. Tal como Netanyahu declaró en 2014:
"El Estado de Israel ofrece total igualdad de derechos, derechos individuales, a todos sus ciudadanos, pero es un Estado nacional de un solo pueblo - el pueblo judío - y de ningún otro pueblo y, por lo tanto, con el fin de reforzar el estatus del Estado de Israel como el Estado-nación del pueblo judío, tengo la intención de presentar una ley básica dirigida a anclar esta condición ".
Y como Ilan Pappe señaló en relación con la masacre de Gaza de 2014:
[C]ualquiera que sea la visión sionista de un Estado judío, sólo puede materializarse sin un número importante de palestinos en el mismo.
Todo esto sucede en pos del Plan sionista para Oriente Medio que, desde el 11S, ha sido el objetivo principal de los militares de Estados Unidos, a través de su manipulación de ISIS, Boko Haram, Al Qaeda y otros grupos todavía en fase de diseño. Como Robert Fisk lo describe con precisión, los Estados Unidos e Israel son, cuando se trata de política exterior, inseparables. Y el plan sionista para Oriente Medio es el modelo perfecto para lo que hemos visto que allí se lleva a cabo. En cuanto a los ciudadanos de Israel en sí mismos, ellos han sido objeto de tanta propaganda, que ellos viven, como Gideon Levy llama, una realidad paralela:
El desastre de Gaza es terrible. No se hace mención de él en el discurso israelí y ciertamente tampoco en la más idiotizada, hueca campaña electoral como nunca la ha habido aquí. Es difícil de creer, pero los israelíes han inventado una realidad paralela, separada de la real, monstruosa, insensible, negando la realidad, mientras que toda esta adversidad, en su mayor parte de su propia creación, está teniendo lugar a poca distancia de sus hogares. Los bebés se están congelando hasta morir bajo los escombros de sus casas, los jóvenes arriesgan su vida y cruzan la valla fronteriza sólo para obtener una porción de comida en un bloqueo israelí. ¿Alguien ha oído hablar de esto? ¿Le importa a alguien? ¿Alguien entiende que esto está llevando a la próxima guerra?
En esta realidad paralela es realmente peligroso preocuparse por el destino de los palestinos, y esta realidad se ha exportado a través de América y la Unión Europea. Y la fuerza motriz para la creación de esta realidad son las organizaciones terroristas entrenadas y financiadas por Occidente y Arabia Saudita.

"Los musulmanes terroristas" también conocidos como combatientes apoderados, han atacado a Occidente en varias oportunidades de nuevo, lo que aumenta el nivel de sentimiento anti musulmán, y crea una atmósfera muy similar a la que existía luego del "nuevo entendimiento" de la eugenesia en la era del nacionalsocialismo alemán.


En Canadá un nuevo proyecto de ley contra el terrorismo hará que sea mucho más fácil el arrestar y detener a cualquier persona si la policía sospecha que son capaces de extremismo. Preparados para ver a los musulmanes como terroristas, se puede esperar que la policía cumpla el propósito de la ley:
Seis adultos jóvenes musulmanes están parados delante de una mezquita por la noche en una acalorada discusión en algún idioma extranjero. Pueden estar debatiendo los méritos de un nuevo álbum de Drake. Pueden estar hablando de videojuegos, o deportes, o de mujeres, o abogando por el derrocamiento del gobierno de Harper. ¿Quién sabe? No hay evidencia de una manera u otra. Sólo estereotipos. Pero el nuevo estándar para el arresto y la detención - razón por la que se puede sospechar que puedan cometer algún acto - es tan bajo que un oficial puede estar inclinado a arrestarlos y detenerlos con el fin de investigar más a fondo.
Y, por supuesto, en Canadá, como lo es en la mayor parte de Occidente, llevar un pañuelo en la cabeza puede hacer que uno se meta en una gran cantidad de problemas. En un incidente un juez canadiense se negó a oír un caso por el velo de una mujer, y aplazó el caso indefinidamente, regañándola por tal "indecencia".

En Francia un atolladero racial y religioso ha reforzado el apoyo a la guerra contra el terrorismo. Un país 'secular' que, oficialmente, denuncia la religión, pero en privado respalda al catolicismo, aliado amistoso del Estado, Francia ha demostrado una y otra vez que una identidad musulmana es la antítesis del Estado francés hipócritamente 'secular'.

Los ataques de bandera falsa de Charlie Hebdo, por lo tanto, amenazan con desatar una ola de odio, como la eugenesia lo hizo de la mano de los nazis. La violencia que siguió fue parecida al tipo de violencia demencial desatada en las ondas precedentes al Kristallnacht, la cual fue forzada en Europa por los nazis, a la espera del momento adecuado para destruir a los judíos. La demonización de todo musulmán ha llevado a su segregación de la sociedad:
Los franceses los llaman Les cités. Los 'guetos' están especialmente construidos para los inmigrantes excluidos y privados de derechos de las antiguas colonias de África del Norte de Francia - en su mayoría árabes y musulmanes - y de otras partes del mundo. Agrupados en las periferias de las grandes ciudades de Francia, Les cités resultaron ser laboratorios para la disidencia y la resistencia contra la opresión. Los hijos de los inmigrantes que construyeron Francia después de la Segunda Guerra Mundial están siendo empujados cada vez más fuera de la sociedad francesa.
Los 147 ataques contra los musulmanes que se han producido en Francia desde la horrible masacre de Hebdo, con alrededor del 80% de los ataques centrados en contra de las mujeres, han demostrado que se ha alcanzado un hito importante. Estos abundantes ataques contra mujeres vulnerables es evidencia de una profunda repugnancia. Actuando como una confirmación, se ha producido un radical cambio autoritario dentro de las fuerzas del gobierno y de la policía. Como el sitio web World Socialist señala:
La estimulación oficial de un clima de temor y recelo hacia los musulmanes ha llevado a la policía incluso a investigar a los escolares denunciados por funcionarios de la escuela o de terceras personas.

Nice-matin informó que una escuela en Niza llamó a la policía después de que un niño de ocho años de edad dijera, "Yo no soy Charlie. Yo estoy del lado de los terroristas".

El chico fue llevado por la policía para un interrogatorio de dos horas bajo sospecha de delito de "apología de actos terroristas", aunque el jefe regional de la seguridad pública declaró: "El niño manifiestamente no sabía lo que estaba diciendo. Nosotros no sabemos de dónde sacó esa idea".
Y en los Estados Unidos el asesinato de 3 estudiantes musulmanes en la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, casi no llamó la atención. Los musulmanes siguen viendo cantidades masivas de críticas y ataques a causa de la gran mentira que establece que los musulmanes son terroristas:
Cuando fueron preguntados de forma anónima en una encuesta Pew en 2011 si ellos fueron amenazados o atacados en el pasado año, un 6 por ciento de los musulmanes dijeron que sí lo habían sido. Teniendo en cuenta que la población musulmana era de 2,6 millones en 2010, las respuestas a la encuesta Pew sugieren que alrededor de 156.000 musulmanes fueron víctimas de crímenes de odio. El Departamento de Justicia señala que dos de cada tres delitos de odio no se denuncian porque las víctimas creen que la policía no puede o no las ayudará. Esto es especialmente cierto para los musulmanes, que han sido blanco de la vigilancia masiva, de deportación, de cuestionamiento y otros actos de hostigamiento por la policía local y federal durante los últimos 14 años. Ese escrutinio excesivo ha erosionado la confianza necesaria de las víctimas para denunciar los delitos de odio.
Aunque sabemos que la mayoría de los frustrados "complots terroristas" en los EE.UU. fueron la creación del FBI, esto no evitará que gobernadores como Scott Walker hagan la comparación de la gente común de la clase trabajadora con terroristas. Y es que la institución de la 'Guerra contra el Terror' ha ampliado su control sobre todo y todos a la vista, por lo que cualquier cosa que a un autoritario no le guste se convierte en un acto de extremismo.

El extremismo es hijo de estereotipos antimusulmanes. Y también es un "problema". Si usted desea ser saludable, puede ser un extremista. Si no vacuna a su hijo, puede ser un extremista. Si almacena comida en su casa, usted puede ser un extremista. Y si usted cuestiona las grandes mentiras, usted es sin duda un extremista. Y extremista es asociado con "asesino", que contamina todo lo que toca.

Y sin embargo, mientras que los musulmanes y los "extremistas" están siendo convertidos en chivos expiatorios para los problemas de todo el mundo, Occidente está siendo saqueado sistemáticamente. Como el periodista Greg Palast, el hombre que ha investigado el derrame de petróleo de BP y el dinero que pasa de mano en mano en los altos estratos, señaló en su entrevista a SOTT Radio Network, que muchos de los de la élite que ha investigado son muy conscientes de los efectos de sus depredaciones en la sociedad, y son adictos a la misma. Al igual que durante la 2ª Guerra Mundial, cuando las corporaciones masivas estaban haciendo una matanza del campo de concentración de mano de obra y de la infraestructura tecnológica necesaria para mantenerla, la élite moderna está haciendo una matanza de destrucción masiva.

En el nuevo milenio los ricos y poderosos siguen empeñados en hacer la "obra de Dios":
Así que son negocios, como siempre, y entonces, ¿no importa si esto hace que la mayoría de la gente aúlle hacia la luna de rabia? Goldman Sachs, este pilar del libre mercado, creador de súper ciudadanos, objeto de envidia y admiración ¿saldrá a rastrillarlo, haciéndose cada vez más rico que Dios? Una sonrisa traviesa se propaga a través de la cara de Blankfein. Llámalo un gato gordo que se burla del público. Llámalos malvados. Llámalos como quieras. Él es, dice, sólo un banquero "haciendo la obra de Dios".
La Religión de Sir Francis Galton está viva y con buena salud. Como Saskia Sussen escribe en su libro "Expulsions: Brutality and Complexity in the Global Economy" (Las expulsiones: La brutalidad y la complejidad en la Economía Global) [9]:
La desigualdad, si sigue creciendo, puede en algún momento ser descrita con más precisión como un tipo de expulsión. Para aquellos en la parte inferior o en la línea media de la pobreza, esto significa la expulsión de un espacio de vida; entre los de arriba, esto parece haber significado el escape a las responsabilidades de las membresía en la sociedad a través de la auto eliminación, extrema concentración de la riqueza disponible en una sociedad, y ninguna inclinación a redistribuir esa riqueza.
Al final parece que nos enfrentamos una vez más con lo que Martha Rose Crow denomina "autogenocidio" que se ha globalizado a través de las alas militares y financieras de la OTAN, equilibrado entre el robo y la destrucción. Es la destrucción y el robo con el pretexto de derrotar a un enemigo eterno que no existe. Es el resultado final de los psicópatas en el poder. Así, para empatar las preocupaciones de la eugenesia con las preocupaciones de la guerra contra el terrorismo, lo dejamos con una cita de su artículo:
Hay seis factores principales subyacentes en el genocidio. En primer lugar, existe una sobrepoblación de personas de grupos que no son económicamente o socialmente importantes y/o viables para la elite política y económica.

En segundo lugar, los genocidios suelen ocurrir en épocas de escasez. La escasez detrás del actual autogenocidio americano es el trabajo. Estados Unidos está perdiendo puestos de trabajo, mientras que la población sigue creciendo. La industria y los ricos son reacios a pagar impuestos para apoyar a los productores de bajo o negativo rendimiento (comedores inútiles) debido a que los costos de mantenimiento de estas personas (a través de un aumento de los impuestos y los costos sociales) afecta a sus beneficios y ganancias.

Más aún, cuando hay demasiada gente en tiempos de grandes carencias, se vuelven inquietas y pueden agruparse para forzar cambios democráticos y sociales que las élites económicas/políticas/militares no quieren y contra los cuales trabajan sin descanso y sin tregua.

El tercer factor es que los genocidios son comunes en las sociedades patriarcales. Cuanto más fuerte es el patriarcado institucional y cultural, más fuertes serán las posibilidades de que los actos de genocidio se produzcan, ya sean externos o internos.

Amenaza para el poder (ahora o en el futuro) es el cuarto factor subyacente de genocidio. Por ejemplo, aproximadamente un tercio de todos los estadounidenses son minorías y se espera que ese número aumente a menos que la población comience a morir. Si las minorías se convierten en la mayoría, el viejo dominio establecido del país por la élite masculina blanca no se mantendrá por mucho tiempo, a menos que el país se convierta en una dictadura.

El quinto factor principal para el genocidio es que las mujeres y los niños son los principales objetivos. Las mujeres son exterminadas por causa de su fertilidad. Elimínalas y la próxima generación de personas no deseadas será automáticamente eliminada o al menos será reducida considerablemente. Esto se aplica a la eliminación de los niños también.

Seis, los autogenocidios modernos no ocurren sin la ayuda de los medios de comunicación. Los mismos distribuyen constantemente la propaganda para preparar la psique del pueblo para la aceptación de la muerte. Ignoran oficialmente el sufrimiento y la muerte prematura, dando así la aprobación para su justificación y ejecución.

Como buenos sirvientes de la situación actual, los medios de comunicación "ocultan" las partes de América que la élite gobernante y económica no quieren que la mayoría de la aldea vea. Sólo cuando una algo casual sucede, como un acto de Dios como el huracán Katrina, el pueblo norteamericano vera su otra cara, la más oscura. Incluso ahora que se ha desvanecido y enterrado a medida que los medios nacionales en su mayoría la han olvidado, a petición de sus amos de la élite. El autogenocidio tiene que ser escondido hasta que todas las personas que se consideran pasivas (personas débito) en los libros del país patriarcal capitalista hayan desaparecido.
Notas:

1. Paul Weindling Health, Race and German Politics Between National Unification and Nazism (Cambridge University Press; July 30 1993) pp.27-28
2. Ibid p. 239
3. Ibid. p. 240
4. Hans-Walter Schmuhl, The Kaiser Wilhelm Institute for Anthropology, Human Heredity and Eugenics, 1927-1945 (Springer; 2008 edition July 25, 2008)p. 10
5. Ibid. p. 11
6. Ibid p. 38
7. Benno Muller-Hill, Murderous Science: Elimination by Scientific Selection of Jews, Gypsies, and Others, Germany 1933-1945 (Oxford University Press; First edition April 28, 1988) page 28
8. Ibid p. 46
9. Saskia Sassen, Expulsions: Brutality and Complexity in the Global Economy (Belknap Press May 5, 2014) page 15