Hoy me levanté temprano y decidí hacer una revisión por los periódicos más conocidos en el mundo de habla hispana. ¿Por dónde empecé?... Por el más "destacado" agujero de ratas diario español: El País.
Imagen
© Internet
Vladimir Putin está dispuesto a ayudar de verdad a Siria y el pueblo sirio ve con buenos ojos esta ayuda
Desgraciadamente, y debo decirlo sin sorpresas, me encontré con una sarta de grotescas mentiras sobre los recientes ataques de las fuerzas militares rusas contra las instalaciones de los grupos terroristas instalados en Siria. Pero como ocurre a veces las mentiras tienen patas cortas, y es el mismo diario el que apresurado por anunciar el supuesto fracaso de la incursión rusa, metió la pata de un modo bastante grosero.

Empieza escribiendo el periódico en una de las editoriales de portada:
Rusia ha informado este jueves de que sus aviones han vuelto a atacar en territorio sirio objetivos "terroristas". Según informó Moscú, en la segunda jornada de la ofensiva en apoyo del régimen sirio, los cazas rusos alcanzaron instalaciones de los "terroristas" en las provincias de Idlib, Hama y Homs, localizadas previamente a través de drones.
No sé si notó la "sutileza" de los editorialistas: ponen entre comillas "terroristas" en clara alusión a que aunque Moscú informó atacarlos esto es cuanto menos cuestionable. Pocos después señalan:
Pese a la insistencia de que las operaciones de Rusia tienen en la mira al grupo yihadista Estado Islámico, que Estados Unidos combate en el norte, las tres provincias alcanzadas por los aviones tienen escasa presencia de esta organización, aunque sí de milicias afines a Al Qaeda. Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, ha manifestado hoy precisamente que en la lista de objetivos no está solo el EI.
Con estas aseveraciones pretenden minimizar la acción rusa y señalar que los ataques rusos son una especie de pantomima y que apenas rozaron al EI (Estado Islámico). Además insinúan que Al Qaeda no es un blanco deseable y que son "terroristas" de poca monta que no vale la pena combatir. Curioso que afirmen tal cosa cuando durante años nos han estado diciendo que Al Qaeda es lo peor del mundo y que es el semillero para decenas de grupos terroristas, entre ellos el EI. EE.UU. mismo ha bombardeado medio planeta para combatir a Al Qaeda.

Más adelante afirman:
Fuentes de la inteligencia siria citadas por France Presse y una cadena de televisión libanesa han informado hoy precisamente que los aviones rusos alcanzaron hoy al Ejército de la Conquista, formado entre otras milicias por la rama siria de Al Qaeda, el Frente Al Nusra, y Ahrar al Sham.
Supongamos que fuera cierto (lo cual es improbable), ¿cuál sería el problema si Rusia colabora con Siria para desensamblar estos grupos terroristas? Estos movimientos "rebeldes" son tan peligrosos como el EI y, en realidad, están conectados por una intrincada red de conexiones entre sí. De hecho, el mismo Assad aclaraba pocos días atrás que en Siria no sólo está instalado el EI sino una serie de agrupaciones que operan igual y están haciendo el mismo daño:
Debemos superar el terrorismo y no solo el del EI. Estoy hablando del terrorismo, porque hay muchas organizaciones, principalmente el EI y el Frente al Nusra que el Consejo de Seguridad de la ONU declaró terroristas. Esto en cuanto a la pregunta del proceso político.
Al Qaeda, Frente Al Nusra, y otros (incluido el EI) son fachadas de lo mismo, son grupos extremistas con financiación extranjera que operan como el brazo armado de Occidente en Medio Oriente para colaborar con una agenda de dominación de la región de larga data que EE.UU. y sus socios han puesto en marcha desde hace décadas.


Pero entonces, ¿a qué se debe tanto alboroto? ¿Por qué critican a Rusia por atacar a estos grupos?... La respuesta llega pocos renglones después de manos de los mismos editorialistas del El País:
Fuentes estadounidenses citadas por el diario The New York Times señalaron que entre los objetivos golpeados por los rusos figura un grupo rebelde entrenado por la CIA. Tanto Carter, como el secretario de Estado, John Kerry, criticaron a Rusia por el escaso adelanto y precisión con la que Rusia informó de los ataques.
¡Haberlo dicho antes! Este es el problema: Rusia está bombardeando a los aliados de EE.UU.. Los autores del artículo de El País, vaya uno a saber si sin quererlo o sin importarles, afirman claramente primero que Rusia no bombardeó al EI sino a otros "grupitos menores" como Al Qaeda y el Frente Al Nusra, y después señalan que esto provocó el enojo de Washington porque resulta que estos grupos han sido entrenados por la CIA.

¿Leyó bien? EE.UU. entrenó a Al Qaeda y al Frente Al Nusra (y quién sabe qué otros), aquí lo tiene, reconocido por los propios medios masivos occidentales. Esto explica porque el artículo de El País afirma lo siguiente:
El primer bombardeo llevado a cabo por la aviación rusa este miércoles en Siria contra posiciones de grupos insurgentes enemigos del régimen de Bachar el Asad ha elevado la tensión entre Moscú y Washington.
¡Lógico! Ha elevado la tensión entre Moscú y Washington porque Rusia comenzó a desensamblar la red de grupos terroristas que EE.UU. utiliza para sus propios intereses en la región.

Entonces, déjeme que le explique claramente y en pocas palabras lo que está ocurriendo:

Rusia, tras una petición del gobierno sirio, ha iniciado una avanzada aérea en apoyo a las fuerzas militares sirias. La estrategia está coordinada principalmente por las fuerzas sirias como bien lo aclara el diplomático ruso Dimitry Peskov: "Las organizaciones (de la lista de objetivos) son conocidas y los objetivos son elegidos en coordinación con las fuerzas armadas de Siria". Para que quede más claro así lo explica el presidente ruso, Vladimir Putin:
Putin dijo en una sesión del Gobierno que no era su intención "zambullirse de cabeza" en el conflicto sirio y aseguró que la intervención rusa se realizaría en "marcos severamente establecidos" y se limitaría a apoyar desde el aire al Ejército del presidente Bashar al-Asad "sin participación en operaciones de tierra". La misión tendrá una duración limitada al "plazo de ejecución de las operaciones ofensivas del Ejército sirio", explicó Putin, quien insistió en que la participación de Rusia en la operación antiterrorista en Siria se basa en el derecho internacional y supone una respuesta a la petición oficial del presidente al-Asad.
Se dará cuenta que la intervención rusa en territorio sirio está supeditada a la legalidad, pues es el mismo gobierno sirio el que solicitó esta ayuda. Además, se han sumado Irak e Irán para firmar un acuerdo de intercambio de inteligencia con Siria y Rusia, como parte de la misión de borrar al EI de una vez por todas de las páginas de la historia. "Incluso crearon un centro en Bagdad para facilitar este intercambio de información y han invitado a sumarse a otras naciones interesadas en participar en el esfuerzo antiterrorista en Siria", nos explicaba Joe Quinn en su último Enfoque.

Distinto es el caso de EE.UU. y la OTAN que compulsivamente y sin pedir permiso a nadie decidieron meterse en territorio sirio en lo que es sin duda una invasión encubierta con la excusa de combatir al EI. Después de meses de esta supuesta incursión EE.UU. no ha logrado hacer que se repliegue ni un centímetro el grupo terrorista; de hecho ha quedado la amarga sensación que ha estado colaborando con ellos. Mire esto si no: Ahora, con la ayuda rusa, es muy posible que el EI y los grupos terroristas asociados se vean seriamente afectados. De ocurrir esto, EE.UU. y la OTAN quedarían muy mal parados ante el mundo, y colateralmente se verían seriamente afectados sus oscuros intereses en la región. ¿Por qué? No nos cansaremos de repetirlo: el EI es una creación de EE.UU. para llevar adelante una agenda de dominación de la región y transformarse definitivamente el el Imperio que aspiran a ser.

¿Tiene dudas aún?... Le dejamos algo de material para que reflexione: