(España) - Según han informado los bomberos, los únicos daños que ha causado el derrumbe son una gran acumulación de piedras y cascotes y ha provocado una pequeña fuga de gas en la que se continúa trabajando. El alcalde de Roselló ha explicado que ya se había detectado una gran grieta en el edificio y que lo habían comunicado al obispado, aunque entendían que la reparación sería complicada.
iglesia rosello
© Google Maps
Imagen de la iglesia Sant Pere Rosselló antes del derrumbe.
El campanario de la iglesia de San Pedro ad víncula, ubicada en la población leridana de Rosselló, se ha derrumbado dejando una gran acumulación de piedras y cascotes, aunque sin provocar ningún herido.


Según han informado los Bomberos, el derrumbamiento se ha producido alrededor de las 11:15, horas, cuando han recibido el aviso, y como efecto colateral ha provocado una pequeña fuga de gas en la que aún se está trabajando. En estos momentos hay seis dotaciones en el lugar.

El alcalde del municipio, Josep Abad, ha explicado que desde hace tres semanas habían detectado una gran grieta en el campanario de la parroquia y lo habían comunicado al obispado de Lleida para ver qué se podía hacer, aunque entendían que repararla era complicado.

Esta mañana, a primera hora, unos agentes municipales al pasar por la iglesia han visto que había caído al suelo una piedra de grandes dimensiones y, al ver el peligro de derrumbe, han acordonado la zona y han desalojado dos casas que se encuentran junto a la parroquia, en la plaza de la iglesia. Una hora después, aproximadamente, el campanario, de unos 20 metros de altura, ha caído dejando una gran acumulación de cascotes y piedra aunque, gracias a las medidas adoptadas por el consistorio, no ha habido ningún herido.

"Ahora toca desescombrar, hacer lo posible para que las personas desalojadas, que estaban en régimen de alquiler, puedan volver pronto a sus casas y hablar con el obispado a ver qué se puede hacer para reconstruir el campanario. Lo importante es que no ha habido daños personales", ha valorado el alcalde