La histórica Palmyra, atacada por terroristas apoyados por Occidente.
La reciente liberación de Palmira (un patrimonio de la humanidad) en Siria por parte del Ejército Árabe Sirio (EAS) y sus aliados es una victoria importante por muchas razones. No sólo envía un mensaje más a las diferentes facciones terroristas apoyados por Occidente (contra las que Siria ha estado luchando durante los últimos cinco años) de que con el tiempo perecerán; sino que también envía un mensaje a Occidente y su banda de estados y actores anti-siria (quienes han estado alimentando esta guerra salvaje contra una Siria soberana) de que Siria y los sirios mantienen la resistencia, el EAS y sus aliados siguen siendo implacables en su lucha contra el terrorismo, y los aliados políticos de Siria siguen apoyándola.

Además, la victoria disipa una vez más el mito de que el "ejército de Assad trata brutalmente a la gente": las filmaciones desde el interior de la ciudad liberada de Palmira muestran a los residentes alabando el presidente Al-Assad y alabando al Ejército Árabe Sirio (del cual se ha reportado que 200 hombres murieron en la batalla para liberar a Palmira); al igual que las filmaciones de los pueblos liberados de Nubl y al-Zahra'a a principios de este año y, de hecho, de cada zona que el ejército ha protegido.

Durante la ocupación de Palmira por parte de los terroristas del Daesh (Estado Islámico), explotaron y destruyeron numerosos sitios históricos y decapitaron brutalmente al arqueólogo de 82 años de edad, Khaled al-Asaad. Irónicamente, mientras que los medios corporativos están ahora tergiversando los hechos y alegando que Siria es responsable de la entrada del Daesh en Palmira, a su vez mantienen una ceguera permanente al hecho de que la coalición liderada por Estados Unidos que supuestamente estaba luchando contra el Daesh, de alguna manera y a pesar de toda su tecnología de punta, no pudo ver al convoy de los terroristas del Daesh mientras se movían a través de grandes extensiones de desierto abierto para llegar a Palmira.

Ahora que la zona está asegurada, los sirios pueden comenzar una evaluación de la magnitud del daño a Palmira. El Director General de la Dirección de Antigüedades y Museos (DGAM) emitió un comunicado el 27 de marzo, que incluye lo siguiente:
"... Nos comprometemos a restaurar la ciudad como lo que solía ser, en un mensaje cultural e intelectual frente a la destrucción y el terror, por lo que la ciudad va a representar una vez más la tolerancia y la riqueza multi-cultural que ha tenido Palmira a través de la historia ..."
La restauración necesitará tiempo y paz, pero es digno de elogio que se haya producido una cierta restauración en otros sitios liberados (Maalaea, la vieja Homs, Crac de los Caballeros), mientras que Siria está luchando contra la enfermedad del terror infligido por Occidente, el Golfo, el Sionismo y los turcos.

La preocupación por el destino de Palmira no era exclusiva de la DGAM de Siria, sino también del Ministerio de Turismo (MDT), cuyo trabajo incluye mucho más que simplemente la promoción de los sitios turísticos de Siria.

En una reunión de diciembre de 2015, el ministro de Turismo Besher Yazji me habló de Palmira, la situación general en Siria, y las iniciativas del MDT, no sólo para impulsar la economía de Siria - devastada por las sanciones y la guerra -, sino también la moral de los sirios y la imagen de Siria, que ha sido transformada por los acontecimientos en los últimos 5 años, y la información distorsionada de los medios de comunicación corporativos:
"El corazón de muchas civilizaciones es Palmira. No es de extrañar que (Arabia) Saudita y los Estados del Golfo no se preocupen por la destrucción de las antiguas ruinas de Siria, ya que ellos no tienen civilizaciones, para empezar. Pero lo que es triste es que los europeos, u otros países que tienen civilizaciones, no estén haciendo nada para ayudarnos. A los políticos como François Hollande se los compra con el dinero del Golfo".
No sólo no están ayudando a Siria a conservar su patrimonio; muchas naciones occidentales, como Francia, están apoyando abiertamente o secretamente a los terroristas que destruyen a Siria.

En febrero de 2015, escribí sobre la destrucción del patrimonio de Siria, señalando el motivo de la DGAM:
"Un año ha pasado desde la última vez que enviamos una llamada internacional a todos los interesados en la defensa del patrimonio de Siria. En ese momento, advertimos en contra de un posible desastre cultural que se podría infligir a una parte muy valiosa de la herencia humana existente en Siria".
Como aludió el ministro Yazji, Occidente ignoró esta llamada, ignoró las advertencias de la UNESCO y las súplicas de Siria, y, además (de manera hipócrita), echó la culpa al gobierno sirio.

Aumentó el trabajo para el Ministerio de Turismo

El ministro Yazji remarcó que, para algunos de fuera de Siria, podría parecer rara la importancia de un ministerio de turismo en este momento.

En efecto, periodistas corporativos occidentales se han burlado en numerosas ocasiones de las campañas del MDT, ignorando el papel que desempeñan las campañas con respecto a la devastada economía de Siria, y también para la moral del pueblo sirio, agotado por años de vida bajo la guerra extranjera.


Terroristas apoyados por Occidente, que encarnan los valores de los psicópatas en posiciones de poder en Occidente, han estado aterrorizando al pueblo sirio de Raqqa.
Algunos comentaristas occidentales parecen pensar que no se debe permitir que los sirios disfruten de eventos culturales, que organicen festivales, o que viajen en su propio país simplemente por amor al mismo. Poniendo a un lado la arrogancia de estas suposiciones, los numerosos grupos e individuos sirios que hacen precisamente esas cosas desafían tales suposiciones. En las zonas que no están al 100% bajo el asalto de los terroristas apoyados por Occidente, sitiadas como Al-Foua y Kefraya, o infestadas por terroristas como Raqqa o Deiz ez Zor, los sirios, de hecho, celebran, viajan y siguen adelante con la vida tanto como les es posible.

Esto no convierte en algo trivial al sufrimiento de los sirios en las zonas con problemas, pero la idea de que los sirios simplemente deben quedarse en casa y no disfrutar de su cultura o celebrar a su país, es, otra vez arrogante, y una noción que sólo podría proponer una persona que nunca ha soportado años de guerra. Además, cuando tienen la oportunidad de viajar a otros lugares de Siria, incluso los sirios que viven o que prestan servicios en zonas con dificultades actúan como turistas, como lo haría cualquiera.

No obstante, incluso yo me sorprendí cuando el ministro Yazji dijo: "El trabajo en el Ministerio se ha duplicado desde antes de la crisis, cuando teníamos seguridad".

Teniendo en cuenta que la economía del turismo de Siria se ha desplomado de forma espectacular en los últimos años desde el inicio de la guerra extranjera en Siria; lo que ha diezmado a ese sector de la economía y eliminado innumerables puestos de trabajo relacionados con el turismo, uno podría haber pensado que la labor del Ministerio de Turismo sería casi inexistente.

De hecho, el Ministerio está ocupado debido a la combinación de la guerra contra Siria y a la guerra de propaganda contra Siria:
"Estamos sometidos al terrorismo mediático, éste ha desfigurado la imagen de Siria. La imagen de Siria ha llegado a ser asociada solamente a la guerra. Es por eso que nuestro trabajo aquí se ha duplicado. Nuestro trabajo consiste en restaurar la verdadera imagen de Siria - no se trata de una imagen engalanada, sino de una acerca de cómo está viviendo el pueblo sirio, cómo está sufriendo por el terrorismo, pero además de cómo nuestro país continúa siendo hermoso".

Turismo religioso y mercados de inversión


"Siria es conocida por sus mezquitas, iglesias, templos, santuarios y otros lugares religiosos", me dijo el Ministro Yazji. "Incluso ahora, hay más de 300.000 reservas en Sayyida Zainab solamente, con turistas religiosos que llegan desde diversos estados del Golfo, Irán, Inglaterra, India y Pakistán."
"La inversión en el turismo es difícil en períodos de seguridad, pero durante un tiempo de guerra, podría ser una sorpresa que haya alguna inversión. Sin embargo, han habido altas demandas en hoteles en Siria durante el verano y durante las dos últimas temporadas. En consecuencia, hubo muchos inversores sirios con ganas de hacer nuevos proyectos aquí. Durante 2015, se abrieron 87 lugares turísticos nuevos, incluyendo 8 hoteles nuevos: uno de 4 estrellas y el resto de 3 estrellas. Los otros lugares fueron restaurantes y cafés, que se encuentra en Homs, Latakia, Tartous y Sweida".
Un comunicado de prensa de la página web del MDT señaló que sus prioridades para el 2011 en adelante incluían la Ciudad Vieja de Alepo, Palmira, la Ciudad Vieja de Damasco, y la Mezquita de los Omeyas de Damasco, "una de las mezquitas más grandes y más antiguas del mundo. Situada en uno de los sitios más sagrados de la antigua ciudad de Damasco, es de gran importancia arquitectónica, y una de las mezquitas más importantes para los musulmanes de todo el mundo. La mezquita tiene un santuario que alberga la cabeza de Juan el Bautista, honrado como un profeta de los musulmanes y cristianos por igual..."

Por desgracia, estas áreas destinadas a ser destacadas como destinos turísticos son los que más se han visto afectadas, con actos de vandalismo, saqueo, y daños durante los últimos cinco años de la guerra mundial contra Siria.

Como escribí en mi artículo publicado en febrero de 2015:

Terroristas apoyados por Occidente han detonado coches bomba en el barrio cristiano de Damasco.
  • "Al menos 121 edificios históricos han sido dañados o destruidos - lo que iguala al 30-40% del área de la propiedad de patrimonio mundial - además de la destrucción de más de 1.500 mercados del zoco".
  • "El minarete del siglo 11, la sala de oración, y la puerta principal de la Mezquita de los Omeyas han sido destruidos..."
  • "Los terroristas del Frente Islámico explotaron el Hotel Carlton Citadel de 150 años de edad, en el casco antiguo de Alepo, en mayo de 2014, la destrucción y el daño se extendieron hasta la Citadela del siglo 13 frente al hotel".
Mi artículo publicado en febrero el año 2015 también señaló la destrucción y el saqueo por parte de los terroristas de al-Nusra y el llamado "Ejército Sirio Libre" (FSA) en la histórica Malula, la Ciudad Vieja de Homs (con numerosas iglesias antiguas), y en otros lugares de Siria.

Este vandalismo, robo y destrucción impacta la economía, la herencia y el turismo futuro de Siria.

Artistas y artesanos

Alepo no sólo ha sido el sitio de la infiltración de terroristas y los ataques con morteros y misiles contra zonas civiles, sino que además sus fábricas han sido saqueadas por los "moderados" de Occidente y llevadas a Turquía. El resultante sufrimiento económico en Alepo es inmenso.

Uno de los puntos de enfoque del MDT en toda Siria, pero incluyendo a Alepo, son exposiciones que destacan la labor de los artistas independientes.

John McCain se reunió con los terroristas del "FSA" [Ejército Sirio Libre] en Siria para apoyarlos en su guerra contra el pueblo sirio.
"Hemos tenido una exposición para mujeres de Alepo, en la que participaron más de 120 mujeres, desde las cámaras de comercio e industria. Entre ellas se encontraban mujeres de negocios, pero también mujeres que empezaron a trabajar durante esta crisis, para compensar la pérdida de trabajo o de negocios de su maridos. Su trabajo exigió un alto nivel de técnica, y al mismo tiempo había muchas ideas muy creativas".
Los efectos de la guerra en Siria han impactado a los artesanos y propietarios de tiendas, dejando sus tiendas carentes de clientes turísticos o simplemente cerradas. El Ministro Yazdi dijo:
"Muchas de las tiendas y mercados tradicionales fueron completamente destruidos, sobre todo en Alepo y en Damasco, en el barrio de Bab Sharqi (Puerta Este) del distrito, donde muchas de las tiendas fueron dañadas y destruidas debido a los morteros. El gobierno está tratando de apoyar a los artesanos, dándoles nuevas tiendas y entrenándolos. La Fundación para el Desarrollo de Siria les proporciona formación y los materiales que necesitan.

Algunos artistas ya están exportando, pero nosotros estamos apoyando a muchos otros para que lo hagan. Hay, por ejemplo, gente en los países del Golfo que quieren sillas con incrustaciones de conchas marinas. El jabón de laurel, producido en Alepo, ahora se exporta a Francia. Los alentamos a que tengan sus propios sitios web. Algunos de ellos están en las redes sociales, como Facebook y Twitter".
Campañas "I Belong" [Yo pertenezco] y "Creative City" [Ciudad creativa]

Una de las iniciativas de la UNESCO es la de la "red de ciudades creativas", incluyendo a "116 miembros de 54 países que cubren siete ámbitos de la creación: manualidades y arte popular, diseño, cine, gastronomía, literatura, música y artes audiovisuales".

La zona de Bab Touma de Damasco antes de que los gobiernos occidentales lanzaran una guerra terrorista contra el pueblo sirio.
El MDT sirio está trabajando para adicionar a Damasco a esa red:
"El archivo en el que estamos trabajando es de la artesanía y el folclore tradicional de Siria, incluyendo el vidrio damasceno, la tela de brocado, textiles Aghabani, el trabajo en cobre y plata, conchas marinas, mosaicos."
Al hacerlo, ésta es una manera más en que el MDT está tratando de combatir los efectos de las sanciones y la guerra contra Siria.
"Además, hemos puesto en marcha una iniciativa llamada "I Belong" [Yo pertenezco]. La iniciativa está dirigida a los sirios que viven fuera de Siria y a cualquier persona que tenga el corazón roto por la destrucción de los terroristas, ya sea en Ebla y Mari, Palmira, los zocos en la Ciudad Vieja de Alepo, o en cualquier otro lugar. La iniciativa tiene dos partes: la ayuda financiera y el apoyo moral.

Se han hecho réplicas en miniatura de alta calidad de los sitios históricos en Siria. Los ingresos de la iniciativa serán utilizados para apoyar al sector del turismo y los sitios del patrimonio en el país, y para la rehabilitación de los sitios arqueológicos. Uno de los íconos que hicimos fue una réplica de uno de los tratados de paz más antiguos que hay, el Tratado de Kadesh, que fue encontrado en Ibla. También nos centramos en Malula, y estamos preparando algo en Palmira.

Estarán disponibles para los sirios de todo el mundo, con un certificado de agradecimiento/reconocimiento, que incluye un número de serie asociado con cada réplica, para garantizar al comprador que el dinero va a un lugar seguro o a este proyecto".
Después de más de cinco años de esta sangrienta guerra contra Siria, los sirios desafían todas las proyecciones y, en vez de colapsar de acuerdo a las expectativas de los comentaristas occidentales, los sirios continúan encontrando medios creativos para apoyarse a sí mismos, mantener viva la herencia de Siria y no dejarse intimidar por la intervención extranjera.