Sartay Aziz, asesor del premier paquistaní para la Seguridad Nacional y los Asuntos Exteriores, ha advertido este lunes de que las pruebas de misiles de La India perturban el equilibrio militar regional.

misil supersónico indio Akash
© Desconocido
Momento del lanzamiento del misil supersónico indio Akash.
EE.UU. cree, según este funcionario paquistaní, que una India fuerte puede desempeñar un papel importante para contener a China, por lo que apoya tales ensayos y para ello arguye su cooperación militar con dicho país.

"Las pruebas de misiles interceptores supersónicos de La India perturbarán el equilibrio de potencia en la región", ha señalado Sartay Aziz, asesor del premier paquistaní para la Seguridad Nacional y los Asuntos Exteriores.

Estas declaraciones son una reacción al anuncio de una prueba de un misil interceptor supersónico por parte de Nueva Delhi —realizada el domingo—, con capacidad para destruir cualquier misil balístico hostil que se acerque a su suelo.

El titular paquistaní ha dejado claro que, dadas las condiciones, Islamabad no ve otra opción que aumentar su capacidad defensiva, asegurando que el país adquirirá definitivamente tecnología avanzada para mejorar su defensa.

El asesor del primer ministro de Paquistán, Nawaz Sharif, ha hecho hincapié en que su país denunciará a nivel internacional el aumento del arsenal de armas peligrosas de Nueva Delhi y el riesgo que comportan para la seguridad regional.

En septiembre de 2015, el diario Daily Pakistan publicó un informe, donde decía que Washington trata de provocar una guerra nuclear entre Paquistán y La India, para impedir el aumento de las relaciones regionales en el sur de Asia.

Según este informe, los proyectos económicos entre China y Paquistán, así como el desarrollo del programa nuclear de Islamabad, son algunas de las razones por las que Estados Unidos no ve con buenos ojos el acercamiento Nueva Delhi-Islamabad, es decir, no favorece sus intereses.

Cabe mencionar que existen tensiones entre Paquistán y La India en las fronteras compartidas, y ambas partes se acusan de violar el acuerdo de alto el fuego suscrito en noviembre de 2003.

Desde que La India británica se dividió en 1947 en La India y Paquistán, se han librado dos guerras, en 1947 y 1971, y se han mantenido numerosos conflictos fronterizos por la soberanía de Cachemira, una región que no tiene fronteras oficiales: los Ejércitos de ambos países están únicamente separados por la llamada Línea de Control, acordada en 1972.