Muchos han escrito a SOTT para indagar más sobre cómo utilizar el yodo de una forma segura por cuestiones personales de salud u otras particularidades. En el siguiente vídeo, explicaré una forma muy sencilla de experimentar en caso de alta sospecha de sensibilidad al yodo. Se trata de la técnica de dosificación del talón para el lugol, cortesía de Lynne Farrow, autora del libro The Iodine Crisis.
© Sott.net

El "protocolo del talón" fue facilitado por Lynne Farrow durante una entrevista que le hicimos desde SOTT.net en inglés y consiste en lo siguiente:

- Lugol al 5%, 1 gota.
- Agua filtrada, 10 gotas.

Se mezcla una gota del lugol al 5% con 10 gotas de agua y se aplica una gota de la solución final en la parte más gruesa del talón de una o dos veces por semana. Si se tolera, se puede utilizar cada día de por medio o todos los días. ¡Así de fácil!

Para más información es esencial ver lo siguiente: Vea también (en inglés):