En un programa de hace algunos años donde se trataba el caso Alcácer, el periodista Juan Ignacio Blanco revela una verdad muy incómoda.