Imagen
© desconocido
James Petras

James Petras desde Estados Unidos en entrevista telefónica con CX36 Radio Centenario de Montevideo, Uruguay a cargo de María de los Ángeles Balparda.

Ángeles: Ya está James Petras por allí. Buen día Petras, ¿cómo te va?

Petras: Buenos días, bien. Aquí vuelve el invierno con algo de nieve y frío entonces hemos tenido algunos días de primavera pero parece que el invierno no ha teminado

Ángeles:Aunque el almanaque diga que empezó la primavera, sigue haciendo invierno.Petras, por supuesto con temas centrales para escucharte. Lo de Libia, recién estábamos viendo la información de que estaría grave el hijo de Gadafi por ataques que sufrieron allí donde están viviendo. Pero escucharte sobre el conflicto en su globalidad.

Petras: Sí, lo que aparentemente está ocurriendo es una típica invasión militar porque no simplemente están controlando la circulación de aviones sino que han tirado misiles, bombas y otras armas de gran alcance, destruyendo estructuras civiles como militares y no quieren solamente parar el avance de las fuerzas oficiales sino que también están en un proceso de destruir el estado, la estructura institucional para imponer la oposición que controle

Hemos recibido bastante información sobre la composición de la cúpula de la oposición, que varios líderes que hemos identificado han recibido dinero desde hace años y financiamiento de los países occidentales. Lo que llaman el Consejo Nacional de transición, el líder, es un oficial que ha sido entrenado en Estados Unidos, educado y que parece que es la cabeza de este proceso de recolonización de Libia.

Ahora, alguna gente se confunde entre la dictadura de Gadafi con una justificación del imperialismo, utilizando la presencia de la oposición como una alternativa pero cuando la oposición, por lo menos la cúpula, está controlada por el mundo occidental, donde ofrecen una simple cobertura para la proyección del poder en el Medio Oriente y África del norte, uno tiene que decir una cosa: contra cualquier intervención imperial debemos declararnos completamente en oposición, incluso en los años 30 cuando Italia invadió un país feudal como Etiopía, todas las principales figuras políticas de izquierda, denunciaron a Italia, a pesar de que Italia hablaba de crear una sociedad moderna y derrocar un imperio, un emperador feudal.

El problema fundamental no es el carácter del régimen bajo invasión; es que el imperialismo cuando conquista y entra a un país, transforma la soberanía, la estructura económica y social, centrándolo en los intereses imperiales y bloqueando cualquier proceso interno de transformación. Por esa razón creo que la confusión y dilemas que encuentra uno entre el llamado "progresismo" es un gran error, porque no toma en cuenta que hay doble proceso ahora en el mundo árabe.

Un proceso de levantamientos populares que han avanzado mucho como en Yemen y otros países, y hay otro proceso que es el contra ataque del mundo imperial en dos niveles: uno a partir de esta invasión de Libia, a partir del referéndum que lanzaran en Egipto y otras medidas. ¿Y cómo funciona este cotra ataque imperial? Es a partir de divisiones entre la oposición. Existen en todos los levantamientos dos tendencias: una pro imperial y otra emancipadora, demócrata, socializante.

Y uno tiene que aplicar un análisis más complejo para entender este complejo de procesos que están operando. Lo que quiere el mundo occidental dentro de los levantamientos, es imponer un régimen neo liberal manejado por políticos que son clientes del mundo occidental. Buscan derrocar las dictaduras y los regímenes de clan porque los clanes utilizan la estructura estatal para monopolizar los recursos y lo que el imperialismo quiere es desplazar este sistema patrimonial e imponer un liberalismo que abra estas empresas a la penetración de multinacionales.

Por esa razón en muchos casos ponen a los capitalistas autócratas para abrir la economía. Lo que Hillary Clinton llama la necesidad de reformas políticas y económicas. Reforma significa la quiebra de la institucionalidad existente para penetrar el capital extranjero.

Ángeles: Te queríamos preguntar sobre qué se puede vislumbrar, si este va a ser un proceso largo o qué tipo de plazos se pueden manejar, a la luz de lo que uno ha visto y está viendo en Irak y Afganistán.Pero este conflicto con Libia ahora, ¿qué miras tiene?

Petras: Es difícil averiguar el grado de intervención. Hay que recordar que el terreno de Libia no es Afganistán, no tienen fronteras de apoyo como tiene Afganistán con Pakistán y los países de alrededor. Segundo, no tienen una tradición de lucha guerrillera; tercero no tienen la estructura organizativa que tenía en Irak para mantener una larga lucha a partir de resistencia urbana y las redes políticas de los grupos religiosos como los shiitas y los suníes.