El volcán Turrialba registró un pico en su actividad durante la madrugada de este lunes debido a que entre las 2:55 a. m. y las 4:15 a. m. hizo tres erupciones, dos de ellas alcanzaron los 1.000 metros de altura sobre el cráter.
© Ovsicori para LN
A las 4:34 a. m. de este lunes 13 de febrero el volcán emanó cenizas y bloques incandescentes.
El coloso emanó ceniza, gases y bloques incandescentes, según confirmó el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).


El primer pulso ocurrió a las 2:55 a. m. y tuvo una altura de 500 metros. Diez minutos después, a las 3:05 a. m., el Turrialba comenzó una erupción que se extendió por al menos 30 minutos, la columna alcanzó un kilómetro de alto.

© Ovsicori para LN
A las 6:11 a. m. el coloso aún emanaba material volcánico.
"El volcán Turrialba está liberando mucha energía. En el evento de esta mañana se observa salida de ceniza y bloques incandescentes. A las 4:15 a. m. hubo otro pulso (de 1.000 metros de altura), pero este fue más corto", explicó Geoffroy Avard, vulcanólogo del Ovsicori.
La dirección del viento —hacia el noroeste— podría generar caída de ceniza en diferentes comunidades del Valle Central.

De acuerdo con los cálculos de dispersión de ceniza del Laboratorio de Química de la Atmósfera de la Universidad Nacional (UNA) se pueden ver afectados los pobladores de Coronado, Gudalupe, Ipís, Moravia, Tibás, San José centro, Pavas, San Pedro de Montes de Oca y Sabanilla.

En la provincia de Heredia también se prevé caída de material volcánico en el cantón central, San Isidro, Santo Domingo, San Rafael, Santa Bárbara y Barva; mientras que en Alajuela sería en el centro de la ciudad, en Carrizal y en Poás.

La ceniza podría llegar hasta el Parque Nacional Braulio Carrillo y afectar a las comunidades cercanas a Finca La Central, Finca Silvia, Finca San Bosco, Finca Lara, Finca Echandi y Finca Volio, entre otros.

Actividad constante

El pasado sábado el volcán Turrialba lanzó lava juvenil en una erupción pequeña registrada a las 7:12 p. m.

Marino Protti, investigador del Ovsicori, expresó que piedras de hasta un metro de diámetro tardaron más de tres minutos en enfriarse.

LEA: Volcán Turrialba lanzó rocas juveniles que duraron más de tres minutos en enfriarse

Protti añadió que aunque es claro que la lava del coloso ha tenido un ascenso, decir a qué profundidad se encuentra es especular.

La madrugada del viernes las cámaras del Ovsicori captaron incandescencia en el cráter del volcán Turrialba.

TAMBIÉN: Ovsicori: Magma del Turrialba podría estarse acercando a la superficie

Además, el pasado 26 de enero un grupo de expertos del Ovsicori encontró rocas llamadas "escoria", que son producto de una erupción magmática.

El volcán Turrialba, que se mantuvo en reposo durante décadas, empezó en 1996 a dar señales de mayor actividad, pero no fue hasta el 2007 cuando entró en una fase intensa.

La primera erupción importante ocurrió el 5 de enero de 2010 y luego, por la fuerza interna, se abrieron dos conductos nuevos en la pared interna suroeste.

ADEMÁS: Vulcanólogos hallan restos de erupción magmática en el Turrialba

Posteriormente, el Turrialba siguió con ciclos de erupciones anuales en el 2011, 2012 y 2013.

Para los especialistas, el 29 de octubre del 2014 marca el inicio de una actividad mucho más constante del volcán. Ese día hubo una erupción que duró 13 horas y que concluyó con una emanación muy fuerte de 25 minutos. A partir de ese momento, las erupciones anuales pasaron a ciclos con intervalos de dos o tres meses de calma relativa.

En mayo de 2016, de nuevo, la actividad se tornó mas sostenida y se prolongó hasta inicios de agosto. El 13 de setiembre de nuevo registró una actividad significativa.

MÁS SOBRE EL VOLCÁN TURRIALBA