Los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México han localizado el templo dedicado al dios del viento Ehécatl en el Centro Histórico de la capital del país norteamericano.

Pese a que el hallazgo ha sido revelado a la prensa recientemente, las excavaciones en el sitio arqueológico ya se llevan a cabo desde hace siete años, mientras que el proyecto más amplio de excavación bajo el subsuelo de siete cuadras del Centro Histórico de la capital del país ya ha sido constituido 25 años atrás.
© REUTERS/ Henry Romero

"Los hallazgos que se han realizado permiten un rostro más amplio de la cultura mexica", afirmó el profesor Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH.


El nuevo hallazgo tiene entre 34 y 36 metros de largo y posee dos construcciones circulares del templo principal, conectados a través de una pasarela. En el sitio arqueológico también fue descubierto el Juego de Pelota, una cancha ritual de los dioses mexicas.


Los arqueólogos descubrieron, además, "varios grupos de cervicales humanas" pertenecientes a unas 30 personas, cuyas edades oscilaban desde infantiles hasta juveniles. Los expertos creen que los restos pertenecen a víctimas de sacrificios para ofrendas.


Se cree que este templo fue construido durante el reinado del emperador Ahuizotl, cuyo reinado duró de 1486 hasta 1502. Aunque el local ha sido construido para homenajear a Ehécatl, los arqueólogos también han encontrado retratos de otros dioses aztecas, incluyendo Huitzilopochtli, el dios de la guerra y Tláloc, uno de los dioses de la lluvia.