Un hombre en Georgia salió corriendo a su jardín tras escuchar un estruendo. Sabía que sería algo fuera de lo común, pues el ruido era totalmente distinto a todo lo que había escuchado antes. Al salir se sorprendió de lo que encontró en su jardín trasero.

© YouTube / Captura de Pantalla
El estadounidense Jay Sullivent de la ciudad de Appling en Georgia, se llevó una gran sorpresa tras descubrir, en el patio trasero de su casa, un meteorito en llamas. Salió cámara en mano y grabó el hueco en el que una piedra había dejado un considerable cráter para después subirlo a Youtube. ¡Había caído a tan solo unos metros de su casa!

Los hechos ocurrieron el pasado 21 de julio, cuando el ciudadano pudo escuchar un fuerte estallido fuera de su casa. En un primer momento pensó que se trataba de un accidente de coche, pero no encontró ningún vehículo fuera. En su lugar encontró en el césped un cráter quemado con humo elevándose. Al acercarse, pudo ver dentro del hueco una roca ardiendo y sentir el calor que desprendía. Se estima que el meteorito es de unos 15 centímetros de ancho.


La caída de meteoritos es un fenómeno habitual

Aunque la cantidad de meteoritos de importante tamaño que tropiezan con la Tierra es mínima, lo cierto es que la caída de pequeñas rocas del espacio es más habitual de lo que parece. La mayoría de objetos del espacio -naturales y artificiales- se desintegran al chocar contra nuestra atmósfera. Se calientan hasta el punto de destruirse. Pese a esto, se estima que 100 meteoritos de diverso tamaño llegan a tocar la tierra todos los años.

De los pequeños meteoros que llegan a tocar la superficie de la Tierra cada año, sólo 5 o 6 son recuperados y analizados por científicos. El del estadounidense Jay Sullivent es uno de ellos, cayendo a poco metros de su casa. En la actualidad se sabe que meteoritos de pequeño tamaño han llegado a provocar incendios o la muerte de algunas personas. No obstante, se estima que la probabilidad de morir por el golpe de un meteorito es de 1 entre 77 millones.