BUENOS AIRES (Sputnik) - Tres miembros de la Gendarmería argentina prestan este martes declaración testimonial ante la justicia argentina en el marco de la causa que investiga la desaparición de Santiago Maldonado durante una represión de esa fuerza federal contra una comunidad mapuche en el sur del país llevada a cabo el pasado 1 de agosto.

"Quisimos traer en forma urgente estas declaraciones tomadas en el marco de las actuaciones administrativas que hizo la Gendarmería y que son muy importantes para la investigación", sostuvo en declaraciones a la prensa Gonzalo Cané, secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales.

© Sputnik/ Karen Todorof
Manifestantes reclaman conocer el paradero del activista desaparecido Santiago Maldonado, en el Estadio Centenario de Montevideo, en el partido Uruguay-Argentina por las eliminatorias hacia Rusia 2018.
Para el 13 de septiembre, se espera que la Policía Federal Argentina (PFA) remita un estudio que analizó los teléfonos celulares de los gendarmes que participaron en el operativo del 1 de agosto.

Una de esas declaraciones pertenece a Neri Armando Robledo, un gendarme que reconoció en un informe interno que había agredido con una piedra a un manifestante durante el operativo de represión que se desencadenó en el departamento chubutense de Cushamen (sur) contra la comunidad mapuche Lof en Resistencia.

Ésta es la primera vez que el Gobierno de Mauricio Macri aporta información sobre la posible responsabilidad en la desaparición del joven de la Gendarmería, una fuerza bajo la órbita del Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich.

Ante estas novedades en la pesquisa, el juzgado federal de la ciudad chubutense de Esquel (sur), a cargo del juez Guido Otranto, decidió postergar las declaraciones en calidad de testigos de miembros de la comunidad mapuche.

Causa sobre presunta responsabilidad del Gobierno

Desde Buenos Aires, el juez federal argentino Rodolfo Canicoba Corral se declaró incompetente el 11 de septiembre para dar curso a un dictamen del fiscal federal Federico Delgado, quien pidió investigar con urgencia al Gobierno de Mauricio Macri por si ocultó la desaparición de Santiago Maldonado

En su informe presentado al magistrado, Delgado había recomendado precisamente que el juez de Esquel, Guido Otranto, fuera apartado de la causa principal por haber sido quien autorizó la intervención de la Gendarmería para desalojar un corte de carretera en el que participaba la comunidad mapuche y que dio origen a la represión.