María Efigenia Vásquez Astudillo recibió dos heridas de bala, el Gobierno colombiano ya ha pedido explicaciones a la Policía Nacional por los ataques a varias ONG y a la prensa. El escándalo comenzó la semana pasada cuando seis civiles fueron asesinados.
María Efigenia Vásquez Astudillo.
© EL Colombiano
María Efigenia Vásquez Astudillo.
Una periodista colombiana ha muerto este domingo tras resultar herida de bala durante una operación del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía para desalojar a un grupo de indígenas que había ocupado una finca en Coconuco, en el departamento del Cauca (suroeste).

Según las informaciones recogidas por el diario local El Colombiano, la víctima mortal es María Efigenia Vásquez Astudillo, que trabajaba para la emisora Renacer Coconuco.

Vásquez Astudillo, quien era además miembro del departamento de comunicación del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), sufrió dos heridas de bala, una de ellas en el pecho, y murió poco después de su ingreso.

El CRIC ha denunciado que los disparos fueron efectuados por miembros de la Policía.

En el centro de la disputa se encuentra la finca Aguas Tibias -cuya principal atracción son unas piscinas de aguas termales- y cuya posesión se disputa el movimiento Liberemos la Madre Tierra y el propietario de los terrenos.

El lugar se ha convertido en un centro recreativo conocido entre los turistas, y desde abril de este año se han producido disputas, en medio de las demandas del movimiento Liberemos la Madre Tierra para que sea declarado territorio ancestral.

Sin embargo, la justicia ha ordenado que se garantice el acceso al lugar para salvaguardar el derecho a la propiedad privada del propietario del terreno, lo que ha provocado la presencia de la ESMAD en el lugar.

El incidente ha ocurrido en un momento de disputas con la policía, acusados de hostigar a una misión humanitaria y de periodistas en la zona de Tumaco donde la semana pasado fueron asesinados seis campesinos cocaleros.

El vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo, ha pedido explicaciones a la policía: "La información que tengo es que ya la misión humanitaria se encuentra sana y salva en Llorente y en los próximos minutos la Policía Nacional expedirá un comunicado aclarando la situación y pidiendo excusas por el comportamiento de los policías que actuaron, en mi opinión, irregularmente frente a esa misión humanitaria", aclaró.

La misión humanitaria compuesta por varias ONG y periodistas fue vapuleada con disparos al aire y granadas, aseguró la iniciativa Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (Conpaz).