Ante las críticas a la homeopatía algunos profesionales defienden los resultados que ven día a día. La farmacéutica Inmaculada Vicente, ha publicado 'Elucubraciones o evidencias', un libro que recoge 26 casos de éxito en pacientes tratados con homeopatía.

© Desconocido
Vicente defiende la medicina integrativa, la libertad de los pacientes para elegir y la homeopatía reglada.

¿Por qué surgió el libro?

Tan importante era practicar la homeopatía como difundirla. y empecé a pensar que tenía casos interesantes y que podía ser bueno darlos a conocer.

¿Cuánto hay de elucubración y cuánto de evidencia?

El título está muy pensado para que se genere ese debate. No todo lo que se demuestra se demuestra solo científicamente. Los homeópatas no son gente que elucubra, las cosas se pueden demostrar de muchas formas, no sólo en un laboratorio químico. Es muy triste ver cada día a personas que solucionan sus problemas, mientras se les ataca en los medios y dicen que son placebo o una estafa. No es así. Igual que estos 26 tengo más casos, son personas reales a las que yo atiendo. No creo que la homeopatía sea la mejor, pero tiene su hueco, tiene su efecto. Yo llevo 10 años y me queda mucho por aprender.

© Desconocido
¿Qué muestra este trabajo?

El problema de los que critican la homeopatía es que no la conocen. En los resultados, en general, se observa que los niños responden fenomenal a la homeopatía, casi todos. Además hay que conocer mucho la materia homeopática, porque muchas de las enfermedades son somatizaciones de problemas emocionales. Eso explicaría por qué hay patologías que no responden a los corticoides u otros tratamientos alopáticos. En estos casos, la homeopatía ayuda porque parte de un interrogatorio con el paciente. Todo ello basado en las funciones del farmacéutico, y es el médico el que diagnostica al paciente.

¿Qué caso destacaría?

Por ejemplo el caso de una niña que lleva unos 7 meses con una afección en la piel que no se le curaba. Con un tratamiento homeopático estaba limpia en un mes y medio. La más sorprendida era su madre, que no se lo podía creer. Algunas cosas no se curarán y otras sí. Pero hay que contar con todas las opciones que puedan ser beneficiosas para el paciente, esto es medicina integrativa.