La vocera de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha asegurado que las relaciones entre ambos países están sufriendo un "daño" por las recientes declaraciones de Madrid.
cataluña
© Rich Bowen / www.globallookpress.com
Barcelona, España, el 11 de noviembre de 2017.
La portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, ha criticado este jueves a las autoridades españolas por unas declaraciones en las que se refieren a una presunta injerencia rusa en la crisis política que vive el país ibérico por el referéndum independentista catalán.

Zajárova ha afirmado que tales acusaciones "carecen de pruebas" e informado de que su país insta a Madrid a presentar pruebas de esta supuesta injerencia rusa.

Las declaraciones de las autoridades españolas, en las que resultan "menospreciados" los hechos y las cuales contienen "acusaciones sin pruebas que han sido obtenidas, por lo que entendemos, de fuentes dudosas", "perjudican" las relaciones bilaterales entre ambos países, ha sostenido la vocera de la Diplomacia rusa.

Dichas acusaciones contra el Gobierno ruso, expresadas por distintas autoridades y medios españoles, han sido desmentidas incluso por la ministra de Defensa de España, María Dolores de Cospedal, y por el propio presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien aseguró en una entrevista con la cadena COPE que no tiene ningún dato que le diga "que está detrás el Gobierno ruso". Asimismo, las afirmaciones sobre una presunta injerencia rusa en la situación con Cataluña han sido desmentidas en numerosas ocasiones desde el Kremlin.

La postura de Vladímir Putin respecto a la crisis en España

Durante su intervención en el marco del foro anual del Club Internacional de Debates Valdái, que se celebró el pasado mes de octubre en la ciudad de Sochi, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, lamentó que el movimiento independentista catalán había desembocado en una "crisis política aguda" en España. El líder ruso subrayó que se trata de una "cuestión interna" del país ibérico, por lo cual la situación tiene que ser tratada, a su juicio, de acuerdo con las leyes de este Estado europeo.

En este sentido, el mandatario ruso acusó a Europa de haber provocado "el crecimiento de los ánimos separatistas" en los países comunitarios al apoyar la independencia de Kosovo. El resultado es que la UE "está sufriendo esto, como en el caso de Cataluña". "Occidente liberó el genio de la botella al reconocer un Kosovo independiente", recordó Putin.