La decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer este miércoles a Jerusalén como capital de Israel suscitó una ola de condenas en el seno de la comunidad internacional. Estas son las principales reacciones:
Jerusalén
© Reuters
Judíos ortodoxos miran hacia el Domo de la Roca, el sitio sagrado de los islámicos

Comentario: Por un lado, reacciones como las que usted leerá en este artículo eran de esperar, y serán bienvenidas por la comunidad internacional. Una de las posibilidades es, en efecto, que, frustrado por la épica pérdida en Siria y las alianzas entre Rusia y Medio Oriente, el Estado Profundo esté intentando generar más caos en Medio Oriente, colocando así a Israel en la usual posición de "víctima odiada por todos sus vecinos". Pero por otro lado, debemos considerar un panorama más amplio, y no dejarnos llevar por las declaraciones, sino por los hechos.

¿Es posible que ésta sea una maniobra inteligente por parte de Donald Trump? Cuesta creerlo. Pero si leemos con cuidado las declaraciones de más abajo, vemos que varios líderes hablan de la solución de dos Estados, de una convivencia pacífica, y de negociaciones de paz. ESO es justamente lo que le ha convenido a Israel durante mucho tiempo. Mientras exista un pueblo "vecino" y enemigo (ignorando, por supuesto, que Israel ocupó tierras que no le pertenecían), está justificado a "defenderse". Cada vez que surge una iniciativa en pos de la paz, lo único que el Estado sionista necesita es un "atentado", y volvemos a lo mismo: Los palestinos nos odian, y por eso debemos defendernos; no tenemos ningún compañero en pos de la paz.

La realidad en el terreno, entonces, es que si existiera un solo Estado, Israel dejaría de contar con el privilegio del enemigo palestino. Claro, para los palestinos cuyos familiares y seres queridos fueron masacrados por el poder sionista, éste es un trago amargo. Pero está visto que NO es posible una solución pacífica así como están las cosas hoy día.

Por tanto, si bien todo parece indicar que Trump está apoyando al poder sionista, ¿qué tal si se tratara de una estrategia para darles lo que quieren, y obligarlos a convivir en paz? No podrían hacer con sus ciudadanos lo que hacen con sus enemigos. Se les acabarían todas las excusas para fomentar su imagen de víctimas.

Otra opción es que la Embajada se construya en la zona oeste de Jerusalén, a lo cual podría seguir la propuesta de que la zona este sea la capital palestina. Una división ya existe en la ciudad. Eso implicaría que el Estado palestino abarcaría muchos de los asentamientos ilegales, con lo cual parte de la población colonizadora preferirá seguramente mudarse al nuevo Israel.

Es difícil saber de momento cuál es la verdad, pero alentamos a nuestros lectores a mantener una mente abierta, y a no dejarse llevar por las primeras declaraciones y la reacción emocional que ha surgido. Es muy comprensible, pero tal vez se hallen sutilezas importantes en todo este asunto, y Trump no haya perdido la cabeza.


UE: "seria preocupación"

La jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini expresó el miércoles en nombre de la Unión Europea su "seria preocupación".

"La Unión Europea expresa su seria preocupación sobre el anuncio hoy (miércoles) del presidente de Estados Unidos Trump sobre Jerusalén y las repercusiones que eso pueda tener sobre las perspectivas de paz", afirmó Mogherini en comunicado.

Francia: "lamentable"

El presidente francés Emmanuel Macron calificó el miércoles de "lamentable" la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y pidió "evitar a cualquier precio la violencia". Macron resaltó "el compromiso de Francia y Europa con la solución de los dos Estados, Israel y Palestina viviendo como vecinos en paz y seguridad en fronteras reconocidas internacionalmente con Jerusalén como capital de los dos Estados".

Por un lado, reacciones como las que usted leerá en este artículo eran de esperar, y serán bienvenidas por la comunidad internacional. Una de las posibilidades es, en efecto, que, frustrado por la épica pérdida en Siria y las alianzas entre Rusia y Medio Oriente, el Estado Profundo esté intentando generar más caos en Medio Oriente, colocando así a Israel en la usual posición de "víctima odiada por todos sus vecinos". Pero por otro lado, debemos considerar un panorama más amplio, y no dejarnos llevar por las declaraciones, sino por los hechos.

¿Es posible que ésta sea una maniobra inteligente por parte de Donald Trump? Cuesta creerlo. Pero si leemos con cuidado las declaraciones de más abajo, vemos que varios líderes hablan de la solución de dos Estados, de una convivencia pacífica, y de negociaciones de paz. ESO es justamente lo que le ha convenido a Israel durante mucho tiempo. Mientras exista un pueblo "vecino" y enemigo (ignorando, por supuesto, que Israel ocupó tierras que no le pertenecían), está justificado a "defenderse". Cada vez que surge una iniciativa en pos de la paz, lo único que el Estado sionista necesita es un "atentado", y volvemos a lo mismo: Los palestinos nos odian, y por eso debemos defendernos; no tenemos ningún compañero en pos de la paz.

La realidad en el terreno, entonces, es que si existiera un solo Estado, Israel dejaría de contar con el privilegio del enemigo palestino. Claro, para los palestinos cuyos familiares y seres queridos fueron masacrados por el poder sionista, éste es un trago amargo. Pero está visto que NO es posible una solución pacífica así como están las cosas hoy día.

Por tanto, si bien todo parece indicar que Trump está apoyando al poder sionista, ¿qué tal si se tratara de una estrategia para darles lo que quieren, y obligarlos a convivir en paz? No podrían hacer con sus ciudadanos lo que hacen con sus enemigos. Se les acabarían todas las excusas para fomentar su imagen de víctimas.

Otra opción es que la Embajada se construya en la zona oeste de Jerusalén, a lo cual podría seguir la propuesta de que la zona este sea la capital palestina. Una división ya existe en la ciudad. Eso implicaría que el Estado palestino abarcaría muchos de los asentamientos ilegales, con lo cual parte de la población colonizadora preferirá seguramente mudarse al nuevo Israel.

Es difícil saber de momento cuál es la verdad, pero alentamos a nuestros lectores a mantener una mente abierta, y a no dejarse llevar por las primeras declaraciones y la reacción emocional que ha surgido. Es muy comprensible, pero tal vez se hallen sutilezas importantes en todo este asunto, y Trump no haya perdido la cabeza.

Reino Unido: decisión de "poca ayuda"

El Reino Unido "discrepa" de la decisión de Trump y la considera "de poca ayuda", declaró la Primera ministra Theresa may en un comunicado.

Merkel: estatuto de Jerusalén solo negociable con solución de dos Estados

La canciller alemana Angela Merkel declaró el miércoles que su gobierno no apoya la decisión del presidente estadounidense Donald Trump. El gobierno alemán "no apoya esa decisión porque el estatuto de Jerusalén solo puede ser negociado como parte de una solución de dos Estados" declaró la canciller, citada en un tuit de su portavoz, Steffen Seibert.

Turquía: "irresponsable"

"Condenamos la irresponsable declaración de la administración estadounidense... la decisión va contra la ley internacional e importantes resoluciones de Naciones Unidas", afirmó en Twitter el ministro turco de Relaciones exteriores, Mevlut Cavusoglu.

La ONU "contra toda medida unilateral"

El estatus de Jerusalén debe ser decidido por una "negociación directa" entre israelíes y palestinos, declaró el miércoles el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, reiterando que siempre ha estado "en contra de toda medida unilateral". "No hay alternativa a la solución de dos Estados" con " Jerusalén como capital de Israel y Palestina", agregó Guterres.

Irán: provocará "nueva intifada"

Irán condenó fuertemente la decisión del presidente estadounidense Donald Trump y afirmó que esto provocará una "nueva intifada" palestina. "La provocativa e imprudente decisión de Estados Unidos... provoca a los musulmanes y enciende una nueva intifada, así como una escalada de comportamiento radical, iracundo y violento", señaló el ministerio iraní de Relaciones Exteriores en su sitio web.

Israel celebra 'un día histórico'

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu celebró un "día histórico" por la decisión de Donald Trump y aseguró que esta no cambiará el 'statu quo' en torno a los lugares santos de la Ciudad Santa para judíos, cristianos y musulmanes.

Abas: EE. UU. boicotea los esfuerzos de paz

"Mediante estas decisiones lamentables, Estados Unidos boicotea deliberadamente todos los esfuerzos de paz y proclama que abandona el papel de patrocinador del proceso de paz que ejerció en las últimas décadas", declaró el presidente palestino Mahmud Abas.

OLP: Washington destruye la solución de dos Estados

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erakat, declaró este miércoles que el presidente estadounidense Donald Trump había "destruido" la llamada solución de dos Estados al anunciar el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.

Hamas: Trump abre "las puertas del infierno"

El movimiento islamista palestino Hamas consideró que la decisión del presidente estadounidense "abrió las puertas del infierno". Ismael Raduan, alto responsable de Hamas, hizo un llamado a los países árabes y musulmanes "a cortar los lazos políticos y económicos con las embajadas estadounidenses y a expulsar a los embajadores" de Washington.

Irán: provocará "nueva intifada"

Irán condenó fuertemente la decisión del presidente estadounidense Donald Trump y afirmó que esto provocará una "nueva intifada" palestina. "La provocativa e imprudente decisión de Estados Unidos... provoca a los musulmanes y enciende una nueva intifada, así como una escalada de comportamiento radical, iracundo y violento", señaló el ministerio iraní de Relaciones Exteriores en su sitio web.

Jordania: "una violación del derecho internacional"

"La decisión del presidente estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel, y la transferencia de la embajada estadounidense a esa ciudad, constituye una violación de las decisiones del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas" estimó el portavoz del gobierno jordano, Mohamed Mumeni, en un comunicado.