Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

La propuesta del Gobierno israelí de facilitar que los jueces dicten la pena de muerte por "actividad terrorista" ha sido condenada como "fascista" por los políticos y grupos de derechos palestinos, que temen que otorgue a Israel cobertura legal para eliminar a los palestinos.

bibi netanyahu
© REUTERS/ Sebastian Scheiner/Pool
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu apoya la propuesta de ley.
Un proyecto de ley para enmendar la legislación existente que regula el uso de la pena de muerte pasó su escrutinio preliminar en el Parlamento de Israel, la Knesset, el miércoles con el respaldo de la coalición gobernante del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Aida Touma-Suleiman, ciudadana palestina de Israel y miembro de la Knesset, dijo a Al Jazeera el viernes que aunque el proyecto de ley no especifica ningún grupo, está "destinado principalmente al pueblo palestino".

"Con seguridad no se implementará contra los judíos que cometen ataques terroristas contra los palestinos" dijo, calificando a los autores del proyecto de ley de "extrema derecha".

"Este es un proyecto de ley fascista que contribuye a una atmósfera de fascismo dentro de la sociedad israelí y que está dirigida a los palestinos".

Según las leyes vigentes, los tribunales civiles de Israel reservan el uso de la pena de muerte para los nazis y colaboradores nazis condenados por cometer asesinatos durante el Holocausto, mientras que los tribunales militares pueden repartir la sentencia si un jurado de tres jueces acuerda unánimemente emitir el castigo.

Los cambios propuestos agregarán una cláusula adicional a la ley penal de Israel, permitiendo que la pena de muerte se use contra los condenados por "actividad terrorista", que se define en el proyecto de ley como "un intento deliberado de asesinar a civiles para lograr objetivos políticos, nacionales, religiosos o ideológicos".

Eliminará el requisito de que los jurados de los tribunales militares acuerden unánimemente emitir el castigo, en su lugar sólo requerirá una mayoría simple de dos de los tres jueces.

Cuando el diputado palestino de la Knesset Ahmad Tibi le preguntó el miércoles si la ley se aplicaría a los judíos que llevan a cabo ataques, como "los que quemaron a los niños en Duma", Netanyahu respondió: "En principio, sí".

La referencia de Tibi fue a un ataque incendiario en 2015 llevado a cabo por un colono judío en la aldea de Duma ocupada en Cisjordania, que dejó tres palestinos muertos, incluido un bebé de un año, y otro niño gravemente herido.

Dawoud Yusef, del grupo palestino de derechos Addameer, que defiende a los prisioneros palestinos detenidos por Israel, arrojó dudas sobre la afirmación de Netanyahu de que la medida también se aplicaría a los judíos.

"Lo que hemos visto en el pasado es que Avigdor Lieberman ha estado presionando por esto como parte de su acuerdo para unirse a la coalición de Netanyahu", dijo Yusef, refiriéndose al ministro de defensa de Netanyahu y socio de la coalición de derecha dura.

"Ha salido y ha dicho que esto solo se aplicará a los árabes. Cuando dice a los árabes, suponemos que se refiere a los ciudadanos palestinos de Israel y los palestinos en Cisjordania y Gaza".

"Sistema judicial injusto"

Lieberman, cuyo partido Yisrael Beiteinu (Israel Nuestro Hogar) presentó el proyecto de ley, ha defendido en el pasado el uso de la pena de muerte contra el "terror árabe" y en una publicación en Facebook sobre el proyecto de ley presentado el miércoles, el ministro declaró: "la sangre de los judíos no es barata".

Yusef dijo que si el proyecto de ley termina pasando, representaría una "pendiente resbaladiza".

"Realmente vemos esto como una concesión a los elementos extremos del Gobierno israelí y no estamos seguros de dónde acabará esto en el clima actual".

Maha Abdullah, de la organización palestina de derechos humanos, Al Haq, le dijo a Al Jazeera que aumentaría aún más el control de Israel sobre los territorios ocupados.

"Cabe señalar que la mayoría de los detenidos políticos palestinos son juzgados por los tribunales militares israelíes", dijo.

"Dada la posición de Israel como potencia ocupante, su sistema judicial sesgado contra los palestinos y su precedencia a lo largo de los años, tal proyecto de ley solo puede leerse para apuntar a los palestinos que Israel califica de terroristas, un término cuya definición en Israel es tan amplia y abarcadora".

Si bien Israel tiene una larga historia de asesinatos selectivos de sus opositores, las ejecuciones judiciales son muy raras.

En 1948 el ejército israelí juzgó y ejecutó en consejo de guerra a Meir Tobianski después de las acusaciones de que había pasado información de inteligencia al ejército jordano, pero posteriormente el oficial fue exonerado póstumamente de los cargos.

En 1962 el Estado ejecutó al excomandante de las SS Adolf Eichmann por su participación en el Holocausto.

Fuente