El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció que Rex Tillerson abandonará el cargo de secretario de Estado (canciller) y será reemplazado por el actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo.
pompeo kick ass tillerson
© Sott.net
Finalmente Pompeo se quedó con el puesto político más importante del equipo de Trump
"Mike Pompeo, director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado: ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio!", escribió el mandatario en su cuenta de la red social Twitter.

Además el presidente de EEUU anunció Gina Haspel será la primera mujer en dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), en reemplazo de Mike Pompeo. "Gina Haspel se convertirá en la nueva directora de la CIA, la primera mujer en ser elegida", escribió el mandatario en su cuenta de la red social Twitter.

Trump afirmó que confía en que Mike Pompeo, quien reemplazará a Rex Tillerson como secretario de Estado, es la persona más adecuada para el cargo en este contexto internacional crítico. "He llegado a conocer a Mike muy bien en los últimos 14 meses, y confío en que es la persona justa para el cargo en esta coyuntura crítica", afirmó el jefe de Estado.


Comentario: ¿Confianza? ¿Cuándo se ganó esa confianza? Mike Pompeo es del selecto equipo de funcionarios que anhela tener por siempre a una Norcorea nuclear para mantener clavadas la garras en el Pacífico Asiático y es uno de los defensores de la absurda incriminación a Rusia de interferir prácticamente en todas las elecciones democráticas del globo. De hecho, Mikey decidió escalar un peldaño más en el podio de la estupidez, y en julio del año pasado acusó a Rusia no sólo de hacer ganar a Trump, sino que también de ser responsables por la victoria de... ¡Barack Obama! (sí leyó bien).


El presidente de EEUU, Donald Trump, cambió a su secretario de Estado (canciller) en el marco de una reorganización de su equipo de cara a las conversaciones con Corea del Norte, explicó un funcionario de la Casa Blanca. "El presidente quería asegurarse de tener un nuevo equipo de cara a las próximas conversaciones con Corea del Norte y varias otras negociaciones comerciales en marcha", dijo el funcionario a periodistas.


Comentario: Pues considerando sus antecedentes, si Pompeo ha sido puesto allí para llevar adelante negociaciones de paz con Corea del Norte, nos animaríamos a decir que estas negociaciones ya están echadas a perder antes de comenzar.


Trump agregó que Pompeo "continuará recuperando las posiciones de EEUU en el mundo, fortalecerá sus alianzas, enfrentará a sus enemigos y buscará la desnuclearización de la península de Corea".

El presidente subrayó que como director de la CIA Pompeo logró la aprobación de ambos partidos del Congreso. "Su experiencia en las Fuerzas Armadas, el Congreso y como el líder de la CIA lo preparó para su nuevo trabajo, y llamo (al Senado) que apruebe su candidatura en breve", añadió.


Comentario: ¡En fin! La aprobación de ambos partidos es una clara señal de que este hombre es un candidato del establishment norteamericano. Como suele ocurrir, desde este Estado dentro del Estado (comúnmente llamado Estado Profundo) se elijen a dedo a quienes acompañarán a los políticos de vidriera, para ser la mano ejecutora de la agenda depredadora que trasciende cualquier bandera ideológica y partidaria.


Trump también agradeció el trabajo de Rex Tillerson como el secretario de Estado. "Se ha logrado mucho en los últimos 14 meses, y le deseo a él y a su familia todo lo mejor", dijo el presidente. Asimismo Trump afirmó que tenía varios desacuerdos con Tillerson, entre ellos sobre el tratado nuclear con Irán.

"De hecho nos llevábamos bastante bien, pero discrepábamos en algunas cosas; cuando consideras el acuerdo con Irán, yo creo que es terrible, y yo creo que él piensa que está bien; nosotros queríamos o acabarlo o hacer algo, y él pensaba un poco diferente; así que realmente no estábamos pensando lo mismo", dijo el mandatario a periodistas en la Casa Blanca.


Comentario: No hay mucho para agregar. Parece probable que Tillerson no parecía muy proclive a ser el brazo ejecutor de una agenda la cual posiblemente su sentido común le advertía que era demencial y peligrosa.


El jefe de Estado añadió que la decisión de reemplazar a Tillerson por el actual director de la Agencia Central de Inteligencia fue tomada por él mismo.