Traducido por el equipo de editores de Sott.net en español

El monstruoso volcán Bárðarbunga, uno de los volcanes más activos y poderosos de Islandia y Europa, tembló ayer por la tarde. Un fuerte terremoto de magnitud 3.9 fue detectado a las 16:13 de la tarde del domingo, seguido por un puñado de pequeños terremotos.

Ice cauldron in Bárðarbunga The volcano is hidden beneath the ice cap of Vatnajökull glacier.
© Tómas Guðbjartsson
Caldera de hielo en Bárðarbunga. El volcán está escondido bajo la capa de hielo del glaciar Vatnajökull.
El volcán ha estado relativamente tranquilo en 2018, con sólo un puñado de terremotos de más de 3 grados de magnitud. La calma relativa sigue a los niveles relativamente altos de actividad en 2016 y 2017. Desde el mayor terremoto que sacudió Bárðarbunga a finales de enero, un terremoto de 4,9 grados de magnitud.

Un terremoto de magnitud 3.9 se considera un evento sísmico significativo, ya que cualquier terremoto en un volcán activo que sea más grande que 3 en la escala de Richter se considera un terremoto poderoso. Los terremotos de más de 4 en los volcanes son relativamente raros.

Según el Sistema de Vigilancia Sísmica de la Oficina Meteorológica de Islandia, el epicentro del terremoto de 3,9 grados de magnitud fue de 5,9 km al noreste del centro de la caldera del volcán, a una profundidad significativa de 3,3 km.

El volcán está llenando sus cámaras de lava

Bárðarbunga ha estado mostrando un nivel significativo de actividad en los últimos meses. Los terremotos son causados por el magma que es empujado desde el manto de la tierra hacia las cámaras de lava del volcán. El volcán ha estado rellenando sus cámaras de lava desde el final de la erupción de Holuhraun en 2014-15.

Bárðarbunga, que es uno de los sistemas volcánicos más poderosos de Islandia, está escondido bajo la parte noroeste de la capa de hielo del glaciar Vatnajökull. El monstruoso volcán Bárðarbunga, uno de los volcanes más activos y poderosos de Islandia y Europa, tembló ayer por la tarde. Un fuerte terremoto de magnitud 3.9 fue detectado a las 16:13 de la tarde del domingo, seguido por un puñado de pequeños terremotos.