Palestinian mothers gaza dead baby

El cuerpo de una niña de 8 meses, que murió por inhalación de gases lacrimógenos, es cargado por su madre en un hospital de la Franja de Gaza, el martes.
El sitio de noticias satíricas News Thump publicó recientemente un artículo en el que "citaba" al primer ministro israelí Netanyahu en relación con la masacre de 62 palestinos desarmados cometida ayer por soldados israelíes:
Netanyahu ha defendido a sus fuerzas armadas y sus tácticas, acusando a los palestinos de colaborar para ponerse delante de las balas de cualquier francotirador que estuviera cerca de ellos.

Netanyahu le dijo a los periodistas,

"Si lo hubieran querido, estas personas podrían haber evitado las miles de balas de alta velocidad enviadas en su dirección de manera general.

"Pero no, su objetivo principal era hacer que Israel pareciera un matón ante la opinión pública internacional, por lo que aprovecharon todas las oportunidades que se les presentaron para arrojarse frente a balas que, de otro modo, habrían caído inofensivamente al suelo.

"Y esos niños muertos probablemente fueron arrojados al frente de las balas por sus padres."
El artículo ha sido visto 339.000 veces en Facebook, y por lo que puedo decir, pocos o ninguno se dieron cuenta de que el artículo proviene de un sitio satírico y que Netanyahu no dijo públicamente esas palabras, o algo parecido. Pero eso no es del todo sorprendente, porque Netanyahu fácilmente podría haber dicho esas palabras, y no hay duda de que él y muchos otros miembros de la élite política y militar israelí las pensaron.

En la noche del 20 de julio de 2014, el ejército israelí bombardeó el barrio oriental de Shuja'iyeh, en la ciudad de Gaza, matando a 63 personas, entre ellas 17 niños. En un intento de justificar esa masacre, Netanyahu dijo en ese entonces:
"Tenemos que protegernos. Tratamos de apuntar a los lanzacohetes, lo hacemos. Y todas las víctimas civiles no son nuestra intención, sino la de Hamás, que quiere amontonar tantos civiles muertos como pueda porque alguien dijo que utiliza palestinos muertos telegénicamente para la causa. Para ellos, mientras más muertos, mejor".
Las palabras son diferentes a las de la versión satírica de News Thump, pero el mensaje es el mismo. Los líderes y autoridades palestinos "hacen" que Israel mate a civiles palestinos porque quieren hacer que Israel se vea mal ("por la causa"). Se pueden establecer muchos paralelismos con la declaración de Netanyahu; por ejemplo, el violador que acusa a su víctima de "obligarlo a hacerlo" o de "pedirlo"; el asesino psicológicamente trastornado que afirma haber matado a prostitutas "para salvarlas" de un mundo cruel. Cuando la fea realidad de este pensamiento psicopático retorcido emerge ante los ojos de la sociedad civil, provoca repulsión y es condenado universalmente. Pero cuando Netanyahu lo emplea en relación con la masacre de los habitantes de Gaza, es aceptado como un argumento razonable que lo absuelve a él y a sus tropas de choque.

Al escupir tales reflexiones patológicas sobre el valor de la vida de los palestinos, Netanyahu simplemente se hace eco de los pensamientos igualmente psicopáticos de la ex primera ministra israelí Golda Meir, quien en la década de 1960 intentó justificar el asesinato israelí de niños palestinos diciendo esencialmente lo mismo:
"Cuando llegue la paz, quizás con el tiempo podremos perdonar a los árabes por haber matado a nuestros hijos, pero nos será más difícil perdonarlos por habernos obligado a matar a sus hijos. La paz llegará cuando los árabes amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros". - Golda Meir
El problema con Israel no es simplemente que es un estado de apartheid donde los palestinos (tanto en Israel como en los territorios ocupados) son tratados como ciudadanos de segunda clase, en el mejor de los casos; ha habido (y hay) muchas naciones alrededor del mundo que tratan brutalmente a una parte de sus poblaciones. El verdadero problema con Israel es la imagen que presenta de sí mismo como un pequeño pedazo de "Occidente" en Oriente Medio, rodeado de multitudes de árabes atávicos que reclaman sangre judía y contra los que Israel está luchando, en nombre de los pueblos de las naciones occidentales, en el supuesto "choque de civilizaciones".

El problema no es sólo que esta imagen es totalmente falsa, sino que al manipular a los ciudadanos occidentales para que acepten esta falsa imagen como verdadera, el estado de Israel hace cómplices a los ciudadanos occidentales en la matanza de civiles inocentes, incluidos niños. Éste es el verdadero problema de Israel para los pueblos del mundo y, en particular, para los pueblos de las naciones occidentales, que son en gran medida el objetivo principal de este intento de subvertir sus almas, o al menos su humanidad.

El continuo ataque de Israel contra el pueblo de Gaza representa una elección (aunque ponderada) para la gente de este planeta. Un arma está siendo sostenida (figurativa y literalmente) en la cabeza de un niño pequeño, y la pregunta que se le presenta al Occidente "civilizado" es:

"¿Existe ALGUNA situación en la que sea apropiado apretar el gatillo?"

Demasiada gente se está dejando manipular por las despreciables mentiras y manipulaciones de los psicópatas en posiciones de poder para responder que "sí". Al hacerlo, nos están llevando a todos, como sociedad global, más cerca del borde (y quizás más allá) de la bancarrota moral completa. La historia de las civilizaciones humanas está plagada no sólo de historias, sino también de ruinas reales de civilizaciones que provocaron catástrofes devastadoras porque perdieron su conexión con su propia humanidad.

Middle East Eye: Mientras que Israel celebraba la apertura de la embajada de EE.UU. en Jerusalén, se asesinaban palestinos en Gaza.