Una decena de cargos públicos del PDeCAT se embolsaron ilegalmente una parte de los 2 millones de euros que la Diputación de Barcelona otorgó en forma de subvenciones, entre 2012 y 2015, teóricamente para ejecutar proyectos de cooperación en el Tercer Mundo, según recoge M.A. Ruiz Coll en okdiario.
El diputado del PDeCAT Francesc Dalmases y el ex presidente de la Diputación de Barcelona Salvador Esteve
© OkDiario
El diputado del PDeCAT Francesc Dalmases y el ex presidente de la Diputación de Barcelona Salvador Esteve
En los informes remitidos al titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, los agentes de la UDEF expresan su convicción de que buena parte de estos proyectos nunca llegaron a ejecutarse. La mayoría de las subvenciones se justificaron ante la Diputación con facturas que no tenían nada que ver con estos proyectos y con informes que eran un simple "corta y pega" de distintas páginas web.

La Diputación de Barcelona, presidida en aquel momento por el convergente Salvador Esteve, adjudicó en marzo de 2015 a la patronal Pimec una subvención de 45.000 euros para diseñar un plan sobre la gestión de residuos en la región de Veraguas (Panamá).

La propuesta había sido planteada por el responsable de Relaciones Internacionales de Pimec Joaquim Ferrer Serra, que antes había trabajado como asesor del PDeCAT en el Parlament. El socio de Pimec en el proyecto fue la empresa Disseny i Sostenibilidad Sl, cuyo administrador, Lluís Basiana, está imputado desde 2017 por otro caso de corrupción. La Fiscalía pide para él una pena de tres años de cárcel. Su pareja era la concejal de CiU en el Ayuntamiento de Manresa María Olga Sánchez.

Según explican los agentes de la UDEF, esta subvención se justificó con "informes técnicos que en su mayoría son copia-pega de gráficos, tablas y párrafos enteros de otros documentos que se pueden consultar igualmente por internet". Para justificar la presencia en Panamá, Pimec aportó varias facturas de hotel y la programación de un taller que duró un sólo día.