Traducido por el equipo de editores de Sott.net en español

Se supone que las montañas del sur de Noruega acogen a turistas de veraneo, excursionistas y ciclistas en esta época del año, pero los habitantes de Sognefjellet, Valdresflyet y Hardangervidda se despertaron el martes para encontrarse con nieve húmeda que había empolvado el paisaje. Con más nieve esperada para esta semana, los funcionarios de carreteras están instando a la precaución al conducir en carreteras de montaña.
Sognefjellet
© Foto de archivo
Carretera de Sognefjellet hasta el paso más alto de Noruega.
Todos los puertos de montaña permanecieron abiertos, pero el asfalto puede ser resbaladizo. La emisora estatal NRK informó que los funcionarios de carreteras en Statens vegvesen no están exigiendo un cambio a los neumáticos de invierno, pero advierten que se pronostican temperaturas relativamente frías para el resto de la semana. "Conduzca de acuerdo con las condiciones meteorológicas", era su consejo estándar.

La nieve que cayó sólo dos días antes del verano y el comienzo de las vacaciones de verano de este fin de semana, conocido como Sankthans en Noruega, no es del todo desconocida, pero marca un gran cambio con respecto a la ola de calor que se asentó sobre el sur de Noruega en mayo y principios de junio.

"Podemos tener variaciones en las temperaturas en el verano, y esto (nieve en junio) ocurre de vez en cuando", dijo Roger Nedberge Hille de Statens vegvesen a NRK. Se predijo más nieve en elevaciones a partir de 1.400 metros.