Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los productores de arándanos en Nueva Escocia dicen que cerca del 60% de su cosecha silvestre fue dañada por una helada mortal en junio, lo que supuso un duro golpe para la mayor cosecha agrícola de exportación de la provincia.
frost damage crops
© Ann Millen/The Canadian Press
Por lo menos el 60% de la cosecha fue dañada por el clima frío.
Barron Blois, presidente de la Asociación de Productores de Arándanos Silvestres de Nueva Escocia (Wild Blueberry Producers Association of Nova Scotia), dijo el miércoles que el cálculo se basa en los informes de los cultivadores que han estado inspeccionando campos que normalmente producen hasta 60 millones de libras de fruta al año.

El agricultor de Kennetcook dice que los cheques del gobierno para el auxilio en caso de desastre no se distribuirán hasta que las autoridades provinciales hayan completado las evaluaciones de daños, lo que dejará a muchos agricultores enfrentando grandes facturas con ingresos limitados.

Las temperaturas nocturnas del 3 de junio variaron en toda la provincia, pero Environment Canada dijo que se establecieron récords de mínimos a medida que el Valle de Annapolis vio caer las temperaturas a casi -2 grados centígrados, marcando un cambio enorme desde el máximo de 28 grados tres días antes.

Lea la noticia completa en inglés aquí