Las tormentas de los últimos días han afectado los cultivos de distintas provincias españolas, se desconocen de momento los daños totales producidos por las últimas tormentas, pero se estima que la situación es catastrófica.
Imagen de ejemplares de cítrico y caqui afectados por el pedrisco en la Comunidad Valenciana
© eldiario.es
Imagen de ejemplares de cítrico y caqui afectados por el pedrisco en la Comunidad Valenciana
En la Comunidad Valenciana, el fuerte pedrisco caído el 1 de julio en la comarca de la Ribera (Alta y Baixa) ha causado, según estimación inicial de la Unió de Llauradors, 80 millones de euros y ha afectado a alrededor de 15.000 hectáreas de cultivo, mientras que AVA rebaja a 47 millones las pérdidas, informa eldiario.es.
"El cultivo más perjudicado es el de los cítricos con 43,8 millones de euros en pérdidas, seguido del caqui con 33,3 millones. En estos dos cultivos existe incluso daño en la madera de los árboles por lo que La Unió pedirá el reparto gratuito de productos cicatrizantes. Habrá que ver la evolución de ambos cultivos para comprobar la disminución de cosecha en la zona afectada durante la próxima campaña, aunque la merma será importante. [...]

El fenómeno atmosférico, que procedía de la provincia de Albacete, se denomina Downburst y se caracteriza por ser una fuerte tormenta que descarga gran cantidad de agua con granizo, acompañado de fuerte aparato eléctrico y fuertes vientos. Se trata de una tormenta muy peligrosa que se origina cuando una corriente vertical de aire se desploma. La duración suele ser muy corta, pero muy intensa como así sucedió."
En la provincia de León, las lluvias y el granizo han afectado a todos los cultivos del sur de la provincia, en un año en el que se esperaba una gran cosecha, informa leonoticias.com
"En el regadío había mucho trigo de silo de gran calidad, pero con tanto humedad es posible que ahora el grano no se desarrolle y acabe pudriendo", explica Matías Llorente el daño de las últimas lluvias. El mismo problema tienen los campos de patata y alubias que se perderán por la humedad. "Los cultivos hortícolas y de patata están criminales", lamenta el representante agrario que añade que "sólo se salvarán las maíces y remolachas donde no haya granizado". [...]

"Los cereales eran excepcional y ahora están todos encamados". Pero las pérdidas, que serán múltiples, no se podrán cuantificar hasta que no cesen las tormentas y seque el terreno. Momento en el que se podrá observar el daño real que el granizo y la humedad han hecho en los cultivos.