Los adultos y los niños parecían "refugiados" no solo porque no tenían comida ni agua fresca, sino porque estaban "sin zapatos, con poca higiene personal y básicamente vestidos con trapos sucios", aseguraron las autoridades.
new mexico children
© AP
Complejo rural encontrado durante la búsqueda de un niño desparecido. Amalia, Nuevo México (EE.UU.), 3 de agosto de 2018.
Durante la búsqueda de Abdul-Ghani Wahhaj, un niño de tres años desaparecido en Nuevo México (EE.UU.), la Policía encontró a 11 menores viviendo en condiciones insalubres en una pequeña e improvisada aldea rural.

Según medios locales, los pequeños, de edades comprendidas entre uno y 15 años, fueron retirados de inmediato de la comunidad de Amalia -un área aislada y desértica al norte del estado- y entregados a miembros de bienestar infantil. Los adultos (dos mujeres y dos hombres) y los niños parecían "refugiados" no solo porque carecían de comida y agua fresca, sino porque se encontraban "sin zapatos, con poca higiene personal y básicamente vestidos con trapos sucios", afirmó el alguacil Jerry Hogrefe.
new mexico children
© AP
Complejo rural encontrado durante la búsqueda de un niño desparecido. Amalia, Nuevo México (EE.UU.), 3 de agosto de 2018.
El uniformado afirmó que las autoridades venían vigilando el complejo mientras buscaban al pequeño desaparecido, pero la orden de registro se produjo solo después de que fueron alertados de que habían personas viviendo bajo escasez de agua y pasando hambre. Aunque Abdul-Ghani Wahhaj aún no ha sido localizado, los investigadores tenían razones para creer que el chico había estado hace poco en ese recinto.
new mexico children
© AP
Complejo rural encontrado durante la búsqueda de un niño desparecido. Amalia, Nuevo México (EE.UU.), 3 de agosto de 2018.
Durante la operación fueron arrestados Siraj Wahhaj y Lucas Morten. Sobre Wahhaj pesaba una orden de captura del estado de Georgia por secuestro de menores, mientras que Morten está bajo sospecha de albergar al fugitivo. Asimismo, fueron decomisados un rifle, cartuchos y cuatro pistolas cargadas.
Siraj Wahhaj (izquierda) y Lucas Morten
© AP
Siraj Wahhaj (izquierda) y Lucas Morten.