Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han confirmado que proporcionaron armas a los rebeldes islamistas en los Altos del Golán en Siria, según informó el Jerusalem Post. Sin embargo, el artículo fue retirado sin explicación horas después de haber sido publicado.
idf terrorists rebels syria
© IDF
Pie de foto del Jerusalem Post: "Las FDI brindan tratamiento urgente a los refugiados sirios, 30 de junio de 2018...." ¿Refugiados o terroristas?
En el reportaje titulado "Las FDI confirman: Israel proporcionó armas ligeras a los rebeldes sirios", se afirmaba que el ejército israelí reconoció por primera vez que había proporcionado dinero, armas y municiones a los militantes que operaban cerca de la frontera con Israel.

El artículo fue eliminado poco después de haber sido publicado, pero todavía se puede leer una versión del mismo utilizando el caché de Google. Las FDI dijeron a RT que no comentarían el reportaje, y el Jerusalem Post no ha respondido a una consulta sobre el motivo por el que se retiró el artículo.

Ben Norton: El ejército israelí ha admitido oficialmente que proporcionó grandes cantidades de dinero en efectivo, armas y municiones a los rebeldes sirios extremistas.

Este inconveniente hecho, por supuesto, será ignorado por los cómplices del cambio de régimen que absurdamente dicen ser "pro-palestinos".
La ayuda letal era aparentemente parte de la Operación Buen Vecino que, hasta el momento, se anunciaba como un programa de ayuda humanitaria. Lanzada en 2016 por el ejército israelí, la operación supuestamente proporcionó grandes cantidades de alimentos, ropa, combustible y suministros médicos a quienes viven en el Golán sirio. La operación se cerró en julio, después de que el ejército sirio retomara la zona.

Sin embargo, durante mucho tiempo se ha sospechado que Israel también suministraba armas a grupos islamistas que operaban en la región fronteriza disputada, con la esperanza de crear una "zona de amortiguación" contra Hezbolá y las fuerzas iraníes que operan en el sur de Siria. Damasco ha afirmado anteriormente que las armas de los grupos islamistas en el Golán que fueron incautadas tenían inscripciones en hebreo.

El Wall Street Journal informó el año pasado que Israel estaba "suministrando regularmente" a los rebeldes sirios dinero en efectivo para "ayudar a pagar salarios y comprar municiones y armas". El ejército israelí se negó a confirmar las afirmaciones de ese reporte, señalando únicamente que Israel se comprometía a "proporcionar ayuda humanitaria a los sirios que viven en la zona".

Uno de los siete grupos sospechosos de haber recibido armas de Israel, Fursan al-Joulan, o "Caballeros del Golán", supuestamente participó en la operación dirigida por Israel para evacuar a cientos de miembros del controvertido grupo de los Cascos Blancos fuera de Siria. También se cree que el grupo ha recibido más de 5.000 dólares al mes de Israel.

El informe borrado viene después de otra revelación importante: El lunes, las FDI anunciaron que Israel ha llevado a cabo más de 200 ataques en Siria en el último año y medio.

El ejército israelí suele negarse a comentar los ataques con misiles atribuidos a Israel, aunque Tel Aviv ha afirmado repetidamente que tiene derecho a atacar a Hezbolá y otros blancos militares iraníes dentro de Siria. Damasco ha afirmado repetidamente que Israel utiliza a Hezbolá como pretexto para atacar formaciones e instalaciones militares sirias, acusando a Tel Aviv de "apoyar directamente a ISIS y a otras organizaciones terroristas".