Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los observadores de pájaros están todos agitados por un avistamiento de pájaros muy poco común en Victoria.
The rare pine bunting has never been sighted south of Alaska in North America.
© Maury Swoveland
El raro escribano de Gmelin nunca ha sido visto al sur de Alaska en Norteamérica.
"Para la comunidad de observadores de aves, esto fue algo realmente importante", dijo Ann Nightingale, del Rocky Point Bird Observatory.

El martes, un observador de aves capturó una foto de lo que él pensaba que era una espuela larga de Laponia, pero después de publicarla en Internet hubo algunas preguntas.

La foto fue luego compartida en la página de Facebook de la American Birding Association con la pregunta, ¿Cuál es esta ave?

No pasó mucho tiempo antes de que obtuvieran una respuesta.

"Inmediatamente, gente de todo el mundo comenzó a participar", dijo Nightingale. "En última instancia, identificarlo como un escribano de Gmelin."

Es la primera vez que la especie - que es nativa de Asia - ha sido vista en cualquier lugar al sur de Alaska en Norteamérica.

Pine Bunting - North American Range Map

Escribano de Gmelin- Récords en Norteamérica
Los observadores de aves de todo el mundo comenzaron a llegar a la zona con la esperanza de ver por sí mismos al escribano de Gmelin.
"Teníamos gente de Vancouver al día siguiente, pasando todo el día en el parque Uplands - junto con algunos observadores de aves locales tratando de encontrar a este pájaro", dijo Nightingale. "Pero a pesar de pasar todo el día, nadie volvió a ver al pájaro."
Aunque el avistamiento es extremadamente raro, no es la primera vez que un visitante asiático vuela a la costa oeste.

Una cola azul de flancos rojos llegó a un gran entusiasmo hace unos diez años. Desde entonces, se han visto más.

Los observadores de aves dicen que el cambio climático está impulsando esta tendencia.

"Las tormentas empujan a las aves fuera de su ruta regular de migración. Ocurre con mayor frecuencia en la migración de primavera y otoño, y la costa oeste de Canadá es un gran lugar para que las aves desembarquen", dijo Nightingale.

Hay una posibilidad de que el pájaro aún esté en el área. Los observadores de aves estarán atentos durante las próximas semanas, con la esperanza de echar un vistazo a la rareza.