Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Es un informe amargamente impugnado por los científicos que dicen que la amenaza proviene del cambio climático, que ha empujado a los osos más cerca de los seres humanos, no porque la población esté creciendo.
polar bear
© Justin Hofman / Barcroft Media
"Los inuit creen que ahora hay tantos osos que la seguridad pública se ha convertido en una preocupación importante", dijo una sección del informe.
Demasiados osos polares deambulan por el Ártico canadiense, y la creciente población representa una amenaza cada vez mayor para las comunidades inuit, según un nuevo y controvertido informe del gobierno que ha sido duramente cuestionado por los científicos ambientales.

El borrador del informe fue preparado por el gobierno de Nunavut y consiste en propuestas de grupos de la comunidad inuit en el territorio más septentrional de Canadá. Las consultas públicas comenzarán el martes antes de que el gobierno dé a conocer el informe final a finales de año.

"Los inuit creen que ahora hay tantos osos que la seguridad pública se ha convertido en una preocupación importante", dijo una sección del informe, según la prensa canadiense. "Las preocupaciones de seguridad pública, combinadas con los efectos de los osos polares en otras especies, sugieren que en muchas comunidades de Nunavut, el oso polar puede haber excedido el umbral de coexistencia."

El renovado interés por los osos polares llega después de un verano trágico para la región: dos personas fueron asesinadas por osos en ataques separados, entre ellos el padre Aaron Gibbons, que murió protegiendo a sus hijos.

Los investigadores están de acuerdo en que los osos polares representan una amenaza creciente para las comunidades inuit, pero dicen que esto se debe a que el cambio climático los ha acercado a los asentamientos humanos, no a que la población de osos está creciendo.
"Parece haber una divergencia entre los científicos y los inuits sobre la amenaza que el cambio climático representa para esta especie", dijo Andrew Derocher, investigador de osos polares de la Universidad de Alberta.
Científicos y grupos conservacionistas han advertido que el calentamiento del planeta ha reducido el hielo marino y la disponibilidad de presas, empujando a los osos hacia el continente y más cerca de los seres humanos.

Pero los inuit sostienen que sus propias observaciones a menudo son ignoradas, y el nuevo informe destaca una tensión creciente entre la investigación científica y el conocimiento inuit basado en los miles de años de vida en la región.

"Nosotros sabemos lo que estamos haciendo, y la ciencia y el modelado occidentales se han vuelto demasiado dominantes", escribió la junta regional de vida silvestre de Kitikmeot como parte de su presentación al informe.

"Nuestro conocimiento, no es el mismo que hace miles de años. Si tu vida dependiera de ello, es mejor que sepas cuál es la condición del hielo", dijo Gabriel Nirlungayuk, un cazador de inuk de Rankin Inlet. "Nuestro conocimiento siempre ha evolucionado."

Los científicos utilizan a menudo los estudios aéreos para determinar la salud de la población de osos. Pero Nirlungayuk dijo que algunas de las mejores condiciones de caza para los osos polares son durante el clima tormentoso y nebuloso que ensucia los aviones, cuando los osos pueden acercarse más a sus presas.

La caza del oso polar sigue siendo un componente crítico y lucrativo de la vida en las comunidades del norte. Los cazadores pueden recibir hasta 10.000 dólares por pieles, y los residentes parcelan y comparten la carne para alimentarse. Canadá se ha resistido durante mucho tiempo a la legislación que pondría fin a la cosecha.

Aunque los inuits y los científicos no están de acuerdo sobre la población de osos, ambos prevén problemas en el futuro.

"Llevamos años diciéndolo: vamos a tener muchos más osos problemáticos. Y si no logramos superarlo, vamos a ver muchos más problemas en el futuro", dijo.

Nirlungayuk está de acuerdo. "Queremos disfrutar de la tierra con nuestras familias. Pero hoy en día, la gente necesita llevar un rifle todo el tiempo sólo para disfrutar de la naturaleza".