Esta bola de fuego cruzó lentamente los cielos de Castilla-La Mancha el 2 de diciembre a las 4:46 hora local (que equivalen a las 3:46 en tiempo universal). El evento se produjo como consecuencia de la brusca entrada en la atmósfera terrestre de un fragmento procedente de un asteroide a una velocidad de unos 50 mil km/h.
Bola de fuego - imagen ilustrativa

Imagen ilustrativa
La bola de fuego se inició a una altura de unos 81 km sobre el noroeste de la provincia de Cuenca. Finalizó a una altitud de unos 36 km sobre el noreste de dicha provincia, justo en el límite provincial con Teruel. El fenómeno ha sido registrado por los detectores que operan en el marco del Proyecto SMART (Universidad de Huelva) desde los observatorios astronómicos de La Hita (Toledo), La Sagra (Granada) y Sevilla.