El sur de Chile sigue pendiente de las llamas tras una semana de incendios en 7 regiones diferentes, tres de las cuales fueron decretadas zonas de catástrofe, mientras todavía quedan 34 focos activos, con Bomberos y cientos de miembros del Ejército desplegados para luchas contra el fuego.

incendios forestales Chile,incendios Chile
© EFE
Fotografía cedida por el Ejército de Chile muestra a sus brigadas de soldados durante las labores de combate de los diversos incendios activos este miércoles en la sureña región de La Araucanía.

Según la información proporcionada este jueves por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), hay 88 incendios forestales registrados a nivel nacional, de los cuales 34 se encuentran activos, 51 fueron controlados y 3 extinguidos.

En total, en el sur de Chile se contabilizan 11.485 hectáreas afectadas por confirmar por siniestros activos en las diferentes regiones.

Por regiones, la región de La Araucanía ha sido la más afectada por los incendios, zona en la que se han registrado dos personas fallecidas en la comuna de Cholchol, siete lesionados y se contabilizan hasta este jueves 119 damnificados, junto a 44 personas trasladadas a albergues.

Además, el balance oficial de daños materiales habla de 34 viviendas destruidas, un colegio, una iglesia y una sede social, además junto a varios campos de cultivos asolados por las llamas.

En relación al contingente de emergencias, la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) dispuso 1.520 raciones de combate y 1.520 botellas de agua para Bomberos y Ejército, y 4 camiones cisterna para distribución de agua potable, debido a que se registra un total aproximado de 3.536 personas afectadas por cortes en el suministro de agua potable rural.

Solo en esta región son 7.274 hectáreas afectadas por confirmar por focos de fuego activos hasta el jueves.

En el límite sur de La Araucanía, en la región de Los Ríos, se encuentran activos y bajo observación dos incendios que han arrasado ya 190,6 hectáreas, mientras otros tres focos están controlados y hasta el momento han consumido 159,1 hectáreas en diversas comunas.

En las regiones de Los Lagos y Aysen, las zonas más australes afectadas por el fuego, hay seis incendios activos que han afectado a una superficie por confirmar de 3.543 hectáreas.

En el límite norte de La Araucanía, las regiones del Maule, Ñuble y Biobío registran 477,4 hectáreas de terreno por confirmar afectado por incendios activos.

Además de los esfuerzos de las brigadas que luchan en los bosques contra el fuego, las autoridades han dispuesto diversas aeronaves que acompañen desde el aire los trabajos sobre el terreno.

En concreto, según el último reporte de la Onemi, están operativos en los diversos focos de incendios en todo el sur de Chile 46 helicópteros y 25 aviones para sofocar el fuego.

Precisamente hoy se preparó en Santiago una nueva aeronave procedente de Estados Unidos, que será un gran aliado para la extinción en los bosques del sur de Chile.

El nuevo avión, que este jueves presentó el subsecretario del Interior de Chile Rodrigo Ubilla, en la base de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) en Santiago, trabajará por 14 días en las zonas incendiadas.

La nueva adquisición (el modelo McDonnell Douglas DC10-30, conocido como "10Tanker") contra el fuego tiene una capacidad de 36.000 litros y es capaz de realizar una carga completa en cuatro minutos.

A inicios de año el Gobierno de Chile calculó que los incendios forestales quemarían esta temporada unas 70.000 hectáreas, el doble del año pasado, afirmó el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

En 2017 se registraron en Chile gigantescos siniestros en el mes de enero que provocaron 11 muertos y destruyeron 1.603 casas.