El líder conservador ganó la votación en el Parlamento y prometió salir de la UE el 31 de octubre "con o sin acuerdo"

Boris Johnson
© Reuters/Hannah Mckay
El ex secretario de relaciones exteriores británico Boris Johnson
El conservador Boris Johnson se llevó la primera ronda de votaciones en el Parlamento, para convertirse en primer ministro de Gran Bretaña.

Johnson obtuvo 114 votos, con lo que superó al secretario de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, quien obtuvo 43 sufragios.

El tercer sitio fue para el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, quien logró 37, sobre un total de 313 legisladores.

De los diez candidatos, tres de ellos obtuvieron menos de los 17 votos necesarios.

Se trata de la exministra de Relaciones con el Parlamento Andrea Leadsom, la exministra de Trabajo y Pensiones Esther McVey y el exresponsable de la disciplina parlamentaria de los conservadores Mark Harper.

La votación se repetirá varias veces la semana próxima, aumentando el número de apoyos necesarios, hasta que queden sólo dos nombres.

Los dos candidatos serán sometidos a votación de los 160 mil miembros del partido a finales de julio.

"Gracias a mis amigos y colegas en el Partido Conservador y Unionista por su apoyo. Estoy feliz por haber ganado la primera votación, pero queda mucho camino por delante", comentó Johnson en Twitter.

Aunque el Parlamento anunció que intentará frenar un Brexit sin acuerdo, algunos aspirantes aseguran que podría ser la única forma de que Reino Unido salga de la UE sin más retrasos.

El excanciller fue una de las principales figuras en la campaña a favor del Brexit en el referéndum de 2016, y es uno de los políticos más populares del país.

Pero también es uno de los más divisivos, que atrae críticas por su retórica populista y sus contradicciones.

Al lanzar su campaña el miércoles pasado, afirmó su determinación de sacar al país del bloque el 31 de octubre, sin pedir más prórrogas.

Sin embargo, insistió que lo haría sin un acuerdo únicamente como "último recurso" si no logra renegociar los términos del divorcio.

No obstante, la UE ha dicho en reiteradas ocasiones que no está dispuesta a reabrir el Tratado de Retirada negociado con May.