Edesur Argentina ha informado que ha iniciado ya «el ingreso de generación eléctrica al sistema interconectado de Capital Federal y Gran Buenos Aires», pero advirtió de que el proceso de normalización para restaurar la energía eléctrica «demandará varias horas».
Vista nocturna desde el espacio de la ciudad de Buenos Aires.
© NASA
Vista nocturna desde el espacio de la ciudad de Buenos Aires.
Argentina y Uruguay han amanecido este domingo sin energía eléctrica debido a un fallo masivo en la interconexión de ambos países, confirmó la empresa Edesur, suministradora del servicio. Aunque el sistema eléctrico está empezando a normalizarse «lentamente», aún quedan muchas horas para que regrese la normalidad.

Edesur ha comunicado a través de redes sociales que su centro de control ha comenzado ya «las demandas de normalización y lentamente comienza a restaurarse el servicio de energía eléctrica a la red», que apenas alcanza a «los primeros 34.000 clientes». Pero advierte de que el proceso de normalización para restaurar la energía eléctrica «llevará varias horas».

El fallo eléctrico, cuyas causas se desconocen, comenzó en torno a las siete de la mañana hora local y afectó también a los servicios de transporte por la falta de señalización. Según Edesur, se trató de «un fallo masivo en el sistema de interconexión eléctrica que dejó sin energía a toda la Argentina y Uruguay». La empresa habla también de las condiciones meteorológicas que, con vientos descomunales, arrasaron con todo pero tampoco descarta un atentado o boicot.

La eléctrica argentina Edesur está participada en un 43% por la italiana Enel, accionista mayoritario de la española Endesa, ya que hace tiempo se hizo con las participaciones que tenían en Edusur las empresas chilenas Enersis y Chilectra.

El exceso de consumo no puede ser la causa de que Edesur haya dejado un país completo y parte de otros dos en la penumbra ya que es domingo. Por fortuna para los argentinos, el «clic» se produjo en torno a las siete de la mañana. Para su desgracia, se votaba en la provincia de Formosa y era el día del padre y las «pastas» caseras, asados o lo que tuvieran previsto cocinar y compartir en familia en torno a una mesa, se pudrió como la ilusión de vivir sin este tipo de sobresaltos.

Conviene recordar que la compañía habló de «una falla (fallo) masiva en el sistema argentino de interconexión (SADI) eléctrica dejó sin energía a toda la Argentina y a Uruguay». Posteriromente reconoció que llegó hasta a Brasil. La «emergencia enérgetica» fue una de las primeras medidas que adoptó el Gobierno de Mauricio Macri. Sincerar la realidad del país le valió no pocas críticas y contramarchas, al tener que aumentar y consultar las tarifas de los servicios públicos, pero parecía que, ahora, un fundido en negro como los de antes era imprevisible.

En la ciudad de Buenos Aires, todos los edificios modernos disponen de un servicio de generador. Lo mismo que hoteles, museos, restaurantes, etc. La compañía que distribuye (alquila) generadores hace el agosto cada vez que saltan los «botones» (plomos) y la estampa de avenidas y calles adyacentes llenas de máquinas que parecen pequeños tractores se vuelve familiar.

Es una pena que «el apagón» haya sido el día del padre (y de la votación de Formosa) pero lo es más que se haya producido en plena etapa pre electoral. Veremos cómo afecta.

Según medios locales, el corte energético ha afectado a la capital argentina y al resto de provincias del país, entre ellas, las que se preparaban para iniciar elecciones locales como Santa Fe, San Luis, Formosa y Tierra de Fuego.

Los servicios de transporte han quedado interrumpidos en Buenos Aires por la falta de señalización después de iniciarse el fallo, sobre las 07.00 hora local (10.00 GMT), según las fuentes.

También la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE) de Uruguay confirmó en su cuenta de Twitter que a «las 7.06 un desperfecto en la red argentina afectó el sistema interconectado dejando sin servicio todo el territorio nacional, al igual que varias provincias del vecino país».

Un suceso sin precedentes

Los argentinos han empezado temprano a relatar lo sucedido desde sus redes sociales. La situación parece ser prácticamente masiva en el área metropolitana y los usuarios también alertan sobre la interrupción de energía en el país vecino.

En declaraciones al medio argentino «Infobae», la portavoz de Edesur, Alejandra Martínez, ha confirmado que el apagón es en todo Argentina «y afecta también a Uruguay». También ha señalado que «nunca pasó algo así».

Desde la empresa insisten en que «una falla masiva en el sistema de interconexión eléctrica dejó sin energía a toda la Argentina y Uruguay». Santa Fe, San Luis, Formosa, La Rioja, Chubut, Córdoba y Mendoza son algunas de las provincias afectadas.

En Twitter, la cuenta oficial de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba informa:«Por una falla ajena a Epec, en 500 kV del sistema interconectado nacional operado por Transener, se produjo una restricción con cero tensión que afectó a gran parte del país incluida la Provincia de Córdoba, como así también a zonas de Santa Fe, Capital Federal y provincia de Buenos Aires. En este momento, se trabaja para determinar cuál fue el motivo de dicha falla y poder restituir el suministro en el menor tiempo posible»

Asimismo, está caída la página web del Ente Nacional de Regulación de Energía (ENRE), que informa en tiempo real sobre los cortes de luz, de modo que no se sabe nada de las causas del apagón ni de cuándo podría normalizarse el servicio.

En lo que respecta a medios de transportes, el servicio de tren de las líneas bonaerenses de Mitre y Sarmiento se encuentra paralizado, así como la actividad en el Aeroparque, el segundo aeropuerto de Buenos Aires.