Según medios del país de Oriente Medios, los militares iraníes aseguran que el avión de reconocimiento no tripulado fue derribado a la entrada del golfo Pérsico.

drone RQ-4Global Hawk
© Erik Hildebrandt / Northrop Grumman / Reuters
Un dron RQ-4 Global Hawk estadounidense en Maryland, EE.UU.
Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) han afirmado haber derribado al sur del país un avión de reconocimiento no tripulado de EE.UU., de acuerdo con medios del país de Oriente Medio.

Se trata de un dron RQ-4 Global Hawk que, según los CGRI, perpetró una invasión en el espacio aéreo iraní este jueves en la provincia de Hormozgán, a la entrada del golfo Pérsico, reporta la agencia IRNA.

El Pentágono ha rehusado a confirmar o negar el derribo de la aeronave. No obstante, el capitán Bill Urban, del Mando Central de EE.UU., indicó a Associated Press que "no hubo ningún dron sobre el territorio iraní".


El domingo, ese mando militar había acusado a Teherán de intentar fallidamente derribar un dron estadounidense MQ-9 Reaper durante el ataque contra dos petroleros en el golfo de Omán, del que EE.UU. responsabiliza a la República Islámica.

Al día siguiente, el Departamento de Defensa estadounidense autorizó el envío de aproximadamente 1.000 tropas adicionales a Oriente Medio "con fines defensivos", acusando a Teherán de perpetrar supuestos "ataques" considerados por Washington como una amenaza a sus intereses.

Este miércoles, el Pentágono precisó que ese despliegue en la región incluirá aviones de vigilancia, así como aeronaves no tripuladas, un batallón del sistema de misiles Patriot y "otras capacidades de disuasión".

Irán, por su parte, ha negado categóricamente que tenga relación alguna con el suceso en el golfo de Omán y se rehúsa a involucrarse en una guerra. No obstante, Hossein Salami, comandante de los CGRI, ha destacado las capacidades de defensa de su país, mencionando que cuenta con misiles de fabricación nacional "difíciles de interceptar y alcanzar".