(España) - Mensaje de Íker Jiménez sobre el fallcimiento de Juan Ignacio Blanco publicado en su cuenta de Twitter:
juan ignacio iker

Íker Jiménez/Juan Ignacio Blanco
Le conocí en 1994. Hace un cuarto de siglo. Con sus cigarrillos Lola y su micrófono. Yo andaba de reportero de Espacio en Blanco y un día le vi a traves del cristal diciendo "En un pequeño pueblo de Murcia hay una tumba a la que nunca le faltan las flores..."

Era el inicio de su inolvidable crónica sobre el caso Somosierra. Como compartíamos madrugada y emisora nos hicimos amigos. Iba a verle. Y me fascinó como fascinan algunos personajes de novela. Él lo era. Uno de esos que sabía caminar por el lado afilado de la vida.

En mitad del humo, en aquel estudio de Radio Voz me hizo muchas confidencias. Era un periodista entregado a su causa. Un gran periodista de alma vieja y colmillo retorcido que buceaba por los abismos de la oscuridad. Y entonces llegó Alcasser. Y la televisión.

juan ignacio fernando garcía

Juan Ignacio Blanco y Fernando García
Estoy convencido de que quería salvar al mundo de los monstruos. Unió su destino al de un padre atormentado que necesitaba una luz. Y empezaron un viaje a las tinieblas. Y en esos viajes uno jamas queda indemne.

Un día me contó como en Valencia en la calle la gente se levantaba de las terrazas para aplaudirles a su paso. Creían en ellos. Iban a desenmascarar a los malvados que moraban en las tinieblas. Lo que pasó en esos años, ya sin contacto con él, para mi es una incógnita.

Sé lo que es el impacto de la televisión. Sé de lo que es capaz. Puede ser tu tumba. Sé que no es fácil atarse al mastil que pone pies en tierra. Aquella ola que les llevaba destapó errores, humanas debilidades, egos, miedos, quien sabe si mixtificaciones...

Pero hoy yo digo que Juan Ignacio Blanco fue un periodista que buscaba la verdad. Y hacer justicia. Y salvarnos de la escoria que según él estaba acechando. Sus humanas debilidades para mi quedan en un segundo plano. Comprendo sus miedos. Todo valiente los tiene. Buen viaje, compañero.