El presidente de EE.UU., Donald Trump, se pronunció acerca de la votación de la resolución sobre su destitución que la Cámara de Representantes celebró este 17 de julio, calificando este proceso como el "proyecto más ridículo" en su vida.

Donald Trump
© Leah Millis / Reuters
El presidente de EE.UU., Donald Trump, en Washington, 16 de julio de 2019
"La Cámara de Representantes acaba de votar abrumadoramente para matar a la resolución sobre el 'impeachment', 332-95-1. Este es quizás el proyecto más ridículo y el que consume más tiempo en el que he tenido que trabajar", afirmó el mandatario a través de su cuenta personal de Twitter.

En ese contexto, el inquilino de la Casa Blanca destacó los resultados que afirma haber conseguido durante su mandato, entre ellos liderar el "auge económico más grande en la historia del país, los mejores números en puestos de trabajo, la mayor reducción de impuestos", así como la reconstrucción de las Fuerzas Armadas de EE.UU.. Además, defendió que no se puede permitir que votaciones semejantes afecten a futuros presidentes del país.


Este miércoles, los legisladores estadounidenses votaron a favor de archivar una resolución sobre la apertura de un juicio político contra Trump. En concreto, 95 representantes se expresaron a favor, mientras que 332 rechazaron avanzar con el proceso de destitución propuesto por el representante demócrata Al Green tras las denuncias que acusan al mandatario de haber incurrido en comentarios "racistas" contra unas congresistas.

La votación de este miércoles es la primera vez que la totalidad de la Cámara Baja discute el tema del 'impeachment' desde que los demócratas se convirtieran en mayoría a inicios del año.


El 14 de julio, Trump arremetió en una serie de tuits contra el colectivo femenino conocido como 'The Squad' ('El Escuadrón', en inglés): Alexandria Ocasio-Cortez, Rashida Tlaib, Ilhan Omar y Ayanna Pressley, congresistas demócratas por los estados de Nueva York, Michigan, Minesota y Massachusetts, respectivamente. Poco después de la publicación de los tuits, el mandatario reiteró que estas congresistas pueden regresar a sus países de origen si no están satisfechas con la situación en EE.UU., aunque de las cuatro legisladoras solo Omar nació fuera de EE.UU.

Las congresistas tacharon de "xenófobas" y "racistas" esas declaraciones del mandatario, pero Trump negó las acusaciones al respecto. "Aquellos tuits no eran racistas. ¡No tengo ni un hueso racista en el cuerpo!", defendió otra vez en Twitter. En respuesta, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez dijo que Trump "tiene una mente racista en la cabeza y un corazón racista en el pecho".