El Ministerio de Relaciones Exteriores de China afirmó este martes que las recientes protestas en Hong Kong son "el trabajo de Estados Unidos", y agregó que Washington le debe una explicación al mundo.
policía Hong Kong 2
© Reuters/Thomas Peter
Un policía reprime a un manifestante en Hong Kong.
El secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, defendió hace poco "la racionalidad" de las protestas en Hong Kong y expresó la esperanza de que el Gobierno de Beijing respete los acuerdos en esta región administrativa de China.

"En cuanto a las declaraciones del señor Pompeo, me parece que no se ha ubicado todavía en su nuevo puesto y se piensa que sigue siendo director de la CIA (Agencia Central de Inteligencia)", indicó la vocera de la cancillería, Hua Chunying, en rueda de prensa.
"Para Pompeo los recientes actos violentos en Hong Kong son racionales porque los ha creado Estados Unidos", manifestó Hua.
Como evidencia, Hua proporcionó ejemplos de la reciente "interferencia" de Estados Unidos en las recientes manifestaciones antigubernamentales en Hong Kong.

La portavoz reveló que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, el asesor de seguridad nacional John Bolton, y Pompeo se reunieron con figuras de la oposición varias veces durante las protestas por un controvertido proyecto de ley de extradición, que ya fue retirado por el gobierno local.
"Ha habido muchas caras estadounidenses en las manifestaciones violentas en Hong Kong, e incluso algunas banderas estadounidenses", agregó Hua.
Desde finales de febrero de 2019, altos funcionarios de la administración del presidente Donald Trump empezaron a criticar en público las enmiendas a la ley de extradición y celebrar reuniones con la oposición, recordó.

Al instar a Estados Unidos a "dejar" el asunto de Hong Kong, Hua advirtió: "Aquellos que juegan con fuego solo se queman".
"Quien juega con fuego, atrae desgracia. La historia conoce muchos de estos ejemplos. Instamos con insistencia a la parte estadounidense a que quite sus manos sobre nosotros lo más rápido posible y deje ese peligroso juego", agregó.
Por su parte, China no permite ninguna injerencia extranjera en los asuntos de Hong Kong, aseveró hoy el portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del Consejo de Estado, Yang Guang.

Algunas personas en Occidente han hecho comentarios "irresponsables" y han desempeñado un papel "vergonzoso" durante las manifestaciones recientes e incidentes violentos en Hong Kong, expresó.

Las declaraciones de China se producen apenas unas horas antes de las conversaciones comerciales a nivel ministerial entre las dos naciones que se realizarán el martes y miércoles en Shanghai.