La canciller alemana llamó a sus parlamentarios a "oponerse al discurso extremista, de lo contrario, nuestra sociedad no volverá a ser la sociedad libre que era".
Propaganda sobreactuada de la globalista Angela Merkel:
© EFE
Angela Merkel interviene en el Parlamento alemán.
La canciller alamana, Angela Merkel, entregó un potente mensaje sobre los límites de la libertad de expresión, en un discurso ante el Parlamento.


"La libertad de expresión tienen sus límites, y esos límites comienzan cuando se propaga el odio. Comienzan cuando se viola la dignidad de otras personas. Esta Cámara debe oponerse al discurso extremista, de lo contrario, nuestra sociedad no volverá a ser la sociedad libre que era", dijo.

"Hay libertad de expresión en nuestro país. A todos aquellos que dicen que no pueden expresar sus opiniones, les digo: 'si das tú opinión, debes asumir el hecho de que te pueden llevar la contraria'. Expresar una opinión tiene sus costos", agregó.

La política conservadora reconoció además la existencia de tensiones en la sociedad alemana, que relacionó con el asesinato de Walter Lübcke (un político local que fue asesinado por un neonazi en junio) y el atentado contra una sinagoga en la ciudad de Halle. Al respecto de estos crímenes, la Canciller.

"¿Qué está pasando en nuestra sociedad? Y eso después de 70 años de nuestra Ley Fundamental", se preguntó.