La entidad prevé que el PIB pueda hundirse hasta un 25% en el segundo trimestre y que el paro se duplique hasta llegar al 9%.
El Banco de Inglaterra prevé la mayor ruina económica en 300 años por el la crisis ingenierizada del coronavirus
© House of Commons
El primer ministro Boris Johnson
l Banco de Inglaterra ha previsto un hachazo del 14% en la economía británica a lo largo del 2020 por el coronavirus, la mayor recesión en los tres últimos siglos. El PIB podría hundirse un 25% en el segundo trimestre y el paro podría duplicarse hasta llegar al 9%.


"La escala del choque y las medidas necesarias para proteger la salud pública se han traducido en una pérdida significativa de la capacidad productiva a corto plazo", ha advertido el nuevo gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, que ha reemplazado al canadiense Mark Carney en el momento crítico de la epidemia.

El Banco de Inglaterra ha dejado los tipos de interés en el mínimo del 0,1% establecido en marzo como medida de emergencia ante el parón económico causado por la pandemia.

Bailey ha expresado su confianza en un aumento de los préstamos de los bancos a las pequeñas y medianas empresas en torno a 65.000 millones de euros, con el respaldo del paquete de ayuda puesto en marcha por el Gobierno. "Es nuestro interés colectivo que el sistema bancario apoye a los negocios durante este período", recalcó.

RECUPERACIÓN

El Banco de Inglaterra ha advertido, sin embargo, de que la economía británica podría recuperarse más rápidamente que tras la debacle financiera del 2008 y volver a crecer un 15% en el 2021, con la recuperación del PIB en la segunda mitad del próximo año.

El escenario de previsible recuperación del Banco de Inglaterrra no tiene en cuenta posibles confinamientos en los próximos meses por una segunda ola de coronavirus en otoño. Las previsiones de la entidad minimizan también el impacto que causará el fin del período de transición del Brexit, fijado inicialmente para diciembre de 2020.

El premier Boris Johnson sigue inflexible ante al posibilidad de extender el período de transición para mitigar el efecto causado por el coronavirus a la economía. Las negociaciones para el futuro tratado comercial estuvieron suspendidas durante mes y medio se reiniciaron por teleconferencia, con dos rondas de negociaciones previstas para la segunda mitad de mayo y primeros de junio.

James Smith, director de investigación de la Resolution Foundation, ha criticado como excesivamente optimistas las previsiones de una rápida recuperación del Banco de Inglaterra. "Incluso si la recuperación llegara a materializarse, algo que no está garantizado, el legado de esta crisis será los más altos niveles de desempleo en décadas", advirtió Smith.