Los roedores empezaron a pelearse entre ellos, a buscar comida de día y a migrar masivamente después de que el cierre de restaurantes les haya dejado sin alimento en las ciudades.
ratas
© Carlo Allegri / Reuters
Una rata salta sobre un charco en Nueva York.
Los Centros para el Control y Prevenciones de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han informado sobre comportamientos inusuales y agresivos desarrollados por las ratas durante la pandemia de coronavirus en el país norteamericano.

Según el organismo, el cierre de los restaurantes disminuyó la cantidad de desechos que sirven como alimento a los roedores en las calles, por lo que los animales empezaron a buscar otras fuentes de comida.

Así, las ratas han empezado a entrar en lugar donde antes no se atrevían a buscar alimentos, como por ejemplo, en las casas, y empezaron a pelearse entre ellas luchando por la comida. "Las ratas no se están volviendo agresivas hacia las personas, sino entre ellas", puntualiza Bobby Corrigan, experto en roedores urbanos.


Comentario: Es casi simbólico que las ratas sean los animales más comúnmente utilizados para hacer estudios con la intención de entender las posibles consecuencias de determinada práctica o medicina en los seres humanos. ¿Podríamos estar presenciando el posible comportamiento de la sociedad de continuar las medidas de cuarentena?


No es el único cambio observado en el comportamiento de estos animales. Varias ciudades de EE.UU. informaron sobre ratas que salen a buscar comida durante el día, lo que antes no hacían, e incluso están migrando en masa, aunque normalmente esta especie no suele realizar viajes largos.

Los especialistas aconsejan tomar diversas medidas para eliminar las condiciones que atraen la atención de las ratas y otros roedores. Entre las recomendaciones se encuentran sellar las entradas de casas y negocios, mantener la basura en contenedores cerrados y no dejar comida para aves en los patios.

Los expertos destacan que todavía no existen pruebas que los roedores puedan infectarse con el coronavirus o transmitirlo a los humanos. Sin embargo, sí pueden transmitir otras enfermedades, por lo que se recomienda la asistencia de profesionales en caso de una infestación.