Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Más de una docena de ballenas han muerto después de quedar varadas en una playa de Nueva Zelanda.
Nineteen pilot whales are dead after an overnight stranding near Coromandel’s Colville Bay
© Halin Glynn
Diecinueve ballenas piloto están muertas después de un encallamiento nocturno cerca de la bahía de Colville en Coromandel.
El Departamento de Conservación dijo que el encallamiento masivo ocurrió en Corolamdel en la Isla Norte del país.

Rescatadores y voluntarios trabajaron todo el sábado para reflotar alrededor de 25 de los animales, parte de una manada de unas 40 a 50 ballenas piloto que quedaron varadas más temprano ese día en una playa, informa Reuters.

Cinco ballenas piloto muertas fueron descubiertas el sábado por la noche en un sitio que se cree que es el lugar original de encallamiento, dijo el departamento.


El domingo por la mañana, se hizo evidente que 19 ballenas habían encallado de nuevo y habían muerto en un promontorio rocoso, según Stuff.

"Aunque la marea alta, alrededor de las 21 horas del sábado por la noche, permitió que las ballenas varadas volvieran a flotar, los miembros de la manada se encallaron esta mañana, incluyendo varias en los afloramientos rocosos de la bahía", dijo el Departamento en una declaración en su cuenta de Facebook.
People tend to stranded whales in the Coromandel, New Zealand on Saturday.
© Reuters
La gente tratando de ayudar a las ballenas varadas en Coromandel, Nueva Zelanda, el sábado.
"Lamentablemente, una docena de ellas han muerto después de haber estado en las rocas esta mañana. Sin embargo, nos alienta el hecho de que la mayoría de las ballenas varadas se han unido a la manada esta mañana y han sido acompañadas a aguas profundas."

Daren Grover, gerente general del grupo de rescate Proyecto Jonás, dijo que esas ballenas se habían separado de la manada principal.

Dijo: "No es el resultado que siempre esperamos. Es triste que se hayan encallado y hayan muerto".

El Sr. Grover describió la Bahía de Colville como "bastante traicionera" debido a su agua poco profunda y fangosa y dijo que los rescatistas están trabajando ahora para asegurar que el resto de la manada permanezca en aguas más profundas.

Los voluntarios añadieron que planean posicionar los barcos como una especie de barrera en un intento de alejar a las ballenas de la costa.