Durante la noche del pasado 8 de diciembre, el estratovolcán activo más alto de Eurasia, el Kliuchevskoi, entró en erupción nuevamente tras unos pocos meses de inactividad, desde julio de 2020. En los últimos años, el Kliuchevskoi ha mostrado una creciente actividad volcánica.
Volcán Kliuchevskoi expulsando cenizas.
© Captura de pantalla.instagram.com/vallyspichak
Volcán Kliuchevskoi expulsando cenizas.
Imágenes obtenidas por la agencia Ruptly permiten apreciar la lava en la ladera del volcán y la espesa columna de humo expulsada hacia el cielo nocturno de la península de Kamchatka, en el extremo oriental de Rusia.


Según informa el Grupo de Respuesta a Erupciones Volcánicas de Kamchatka (KVERT, por sus siglas en ruso), el flujo de lava expulsada ya ha bajado 1,5 kilómetros por la ladera sur del volcán y se ha solidificado.

Por otro lado, hace apenas unas horas el KVERT también notificó que otro volcán de la península, el Karymski, ha empezado a expulsar ceniza luego de un mes de inactividad.