"Si acusas, demuestra la culpabilidad", declaró este martes el jefe de la Cancillería rusa, Serguéi Lavrov, en dirección a los países que responsabilizan a Rusia de la intoxicación del opositor.
Alexéi Navalny

Alexéi Navalny
A Moscú "le sobran razones" para creer que el escándalo en torno al opositor ruso Alexéi Navalny, detenido el pasado 17 de enero por violar las condiciones de su período de prisión suspendida, está organizada, ya que Alemania no proporciona "ninguna información" que probaría su supuesto envenenamiento, declaró este martes el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

"Sobre la base de los resultados de estas investigaciones, no se nos proporcionó ninguna información que mostrara realmente la validez de las acusaciones contra la dirección rusa. Si acusas, demuestra la culpabilidad", afirmó el canciller ruso durante en una conferencia de prensa con su homóloga sueca Ann Linde, que actualmente se encuentra de visita en Moscú como presidenta en ejercicio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

"Pero si dices: 'No les diré nada, porque es secreto', o porque el propio paciente no lo permite, entonces nos sobran las razones para creer que esto es una puesta en escena", recoge sus palabras la agencia RIA.

En este sentido, el jefe de la diplomacia rusa dijo que espera que Suecia sea transparente y proporcione a Moscú información sobre Navalny, que se enfrenta a 3,5 años de prisión en el juicio que se celebra este martes en la capital rusa.